Actividades para niños con autismo

Escuchar el Artículo
El trabajo con los niños autistas requiere de esfuerzo y dedicación, la familia juega un papel fundamental para lograr avances en la esfera de la comunicación, la integración y el desarrollo motriz.
Seguidamente te sugerimos algunas actividades que puedes llevar a cabo con tu hijo en casa.

Actividades para niños con autismo: Juega con las letras

  • Motiva a tu hijo a confeccionar letras con plastilina.
  • En un papel escribe algunas letras y enséñale cómo puede reproducir las formas de ellas con la plastilina.
  • Motívalo haciendo comparaciones como por ejemplo que la letra C se parece a la luna o la O es como una gran pelota e invítalo a tocarla.
  • Coloca en una bolsita letras hechas en cartón o plástico, luego dibuja en un papel cada una de ellas y pídele que las toque e intente colocarla en el lugar que le corresponde en el papel. Al comienzo pude resultarle un poco difícil, pero poco a poco lo logrará.
  • Juega a encontrar la letra perdida, entrégale una letra cualquiera y motívalo a que busque por toda la casa una igual, puede ser en un libro, un calendario… También puedes escribirlas en los espejos para que él la identifique.

Jugando con números

Estos juegos son muy simples y básicos, son válidos incluso para los niños que no tienen ningún conocimiento de los conceptos, lo más importante es la perseverancia.

Los números fascinan a muchos niños autistas, entonces incorpóralos a su rutina, cuenta en voz alta los escalones al subir el autobús, la cantidad de ventanas y puertas de los lugares donde frecuentan, las galletas que tiene para merendar, en fin todo lo que se pueda contar.

  • Prepara en bolsitas pequeñas cantidades de botones, piedrecillas, frijoles, luego dibuja en un papel o cartulina determinado número y coloca debajo de éste la cantidad de frijoles que corresponde.
  • Entrégale material didáctico, colores, crayones, acuarela, papeles de colores y entrégale un papel para que dibuje algún tema relacionado con la matemática, después muéstrale como haces un librito con sus dibujos.
  • Inventa canciones donde cuentes además de cantar, por ejemplo un gato grande, dos gatos negros, tres gatos gordos… cuando llegues al diez comienza nuevamente.

Actividades para niños con autismo: Juega con los colores

Un color brillante llama mucho la atención de los niños autistas, entonces debes estimularlo haciendo uso de ellos.
  • Comienza con unos pocos colores, por ejemplo coloca en una caja algunas servilletas y vasos de diferentes colores.
  • luego muéstrale al niño una lámina donde se observe un vaso y una servilleta e invítalo a buscarlos en la caja.
  • Recorta figuras geométricas en papel de colores y motívalo a que conforme por ejemplo una casita o un muñeco con tu ayuda.
  • En todo momento trata de mencionarle los colores por ejemplo de la ropa que lleva puesta, de la pared de la habitación, quizás al principio no pueda entenderte pero ve ajustando tu lenguaje y verás los resultados.
  • Combina varios colores de temperas en tapas de frascos o cualquier recipiente pequeño y entrégale una cuchara para que vierta los colores en los recipientes, puedes motivarlo a que dibuje en un papel lo que quiera.
  • Prepara un libro donde sólo hables de un color específico, por ejemplo el azul y motiva al niño a que dibuje algo en él, siempre que lo haga repítale varias veces, “que cielo tan azul”, “me encanta tu carrito azul”, “¿eso es un bote azul?”
También puedes relacionarle los alimentos con los colores, por ejemplo: la zanahoria anaranjada, el tomate rojo, etc.

Juega a clasificar

  • Sobre un papel o cartulina que hayas dividido en 4 partes dibuja una figura geométrica (cuadrado, círculo, triángulo y rectángulo), una en cada sección.
  • Seguidamente entrégale al niño algunas galletas de variadas formas y colores (pueden ser figuras hechas de cartón o plástico) y motívalo a que las coloque en la sección que corresponda según la figura que tengan.
  • Divide en dos partes un envase para huevos, entrégale a tu hijo una de las partes y una bolsa en la que hayas puesto cereales con diferentes formas, semillas diferentes, uvas pasas y motívalo a seleccionar y colocar en el envase primeramente las que tengan la misma forma, luego el mismo color…
  • Busca la ayuda de otro miembro de la familia y colóquense en el piso uno frente a otro, comiencen a pasarse una pelota o bola grande de un color llamativo entre ustedes para llamar la atención del niño. Entrégale al niño una caja o cesta que tenga en su interior otros artículos que puedan rodar (carritos, pelotitas, bolas, crayones…) y motívalo a que seleccione un artículo de los que tienen ruedas y uno que no pueda rodar.

Cómo enseñarle conceptos

Durante la preparación de los alimentos los niños generalmente prestan mucha atención, por tanto hay que aprovechar este momento para irle enseñando conceptos.
  • Entrégale una galleta y ve sugiriéndole cómo preparar su merienda: coloca la galleta debajo, en el centro pones el queso, la otra galleta se pone encima, ahora llévatelo a tu boca, muérdela duro, mastica, mastica, ah se terminó.
  • Cualquier momento es bueno para recalcar en cosas como por ejemplo: Alcánzame el libro que está “ENCIMA” de la mesa, tu juguete está “CERCA” de la puerta, las nubes están “LEJOS” de aquí, el gato duerme “DEBAJO” de la cama.
  • Agrupa frascos de diferentes tipos y tamaños, retírales las tapas y mézclalas luego dáselas a tu hijo para que intente colocar la tapa en el frasco correcto.
  • Toma cuatro recipientes de plástico que luego puedas sellar completamente, a tres de ellos rellénalos de sal pero en diferentes proporciones y al último no le pongas nada. Entrégaselos a tu hijo y verás cómo reacciona al percatarse de que unos pesan más y otros menos.
  • Muéstrale secuencias de fotos que hayas tomado mientras dormía, se cepillaba los dientes, desayunaba, jugaba… y motívalo a que las coloque en un orden lógico.
  • Recorta tres figuras o fotos de un mismo motivo pero de tamaños diferentes (tres pelotas, letras A, casas…) y ayúdalo a pegarlas en un papel o cartulina mencionándole cual es más pequeña, mediana o mayor.
  • Rellena diferentes envases plásticos con botones, frijoles, arena, pedazos de papel… y séllalos, entrégaselo al niño y motívalo para que los agite y señale cuál hace un ruido mayor y cuál no lo hace.

Deja un comentario

error: Content is protected !!