¿Cómo evitar lanzar saliva al hablar?

Salivar es un problema mas común de lo que se piensa pero desagradable para quien lo nota. ¿A quién no le ha pasado que hablando con una persona, al pronunciar una letra en específico, se lanza un poco de saliva? Este es un problema normal pero incómodo para la persona con la que estamos hablando. Puede llegar a ser muy vergonzoso si nos pasa en momentos poco adecuados. Pero, ¿por qué pasa esto?

evitar salivar

¿Por qué salivamos al hablar?

Exceso de producción de saliva

Se debe a una sobre – secreción de las glándulas salivales. Esto también tiene un lado bueno ya que las personas que producen mas saliva son menos propensas a sufrir problemas dentales como caries y otros.

Mala Dicción

¿Qué es la dicción? Es la capacidad para formar las palabras y pronunciar bien las sílabas y las letras.

¿Cómo evitar salivar?

Pensar bien lo que se va decir

Aunque nos cueste, tenemos que darnos un tiempo para pensar lo que vamos a decir y dejar que nuestro cerebro ordene las palabras, de lo contrario, además de lanzar saliva diremos una incoherencia.

 

Hablar lento

No al extremo de hablar en cámara lenta, tan solo hablar un poco más lento de lo que hablamos habitualmente. Notaremos que nos cuesta menos pronunciar algunas palabras difíciles y que lanzaremos menos saliva.

 

Hacerse un auto-test ante el espejo

Hablar frente a un espejo como si habláramos con otra persona y notar en qué palabras lanzamos más saliva. Al momento de hablar poner más atención al decir estas palabras.
Una de las cosas más importantes para superar este problema es la constancia, ya que solo de eso depende superarlo. Como dijimos antes, más que un problema para uno mismo, por lo vergonzoso que puede resultar, también es problema que afecta a las personas con las que hablamos.

Técnicas para hablar sin salivar: Cómo comunicar de manera efectiva y agradable

La comunicación efectiva es fundamental en nuestras interacciones diarias, ya sea en el ámbito personal o profesional. Sin embargo, algunas personas pueden enfrentar dificultades al hablar debido a problemas de salivación excesiva. Salivar en exceso mientras hablamos puede ser incómodo y puede afectar nuestra confianza al comunicarnos con los demás. Afortunadamente, existen técnicas que pueden ayudarnos a evitar salivar en exceso y comunicarnos de manera efectiva y agradable. En este artículo, exploraremos algunas de estas técnicas.

1. Mantén una buena hidratación:
Una hidratación adecuada es esencial para controlar la producción de saliva. Beber suficiente agua durante el día puede ayudar a mantener un equilibrio saludable en la producción de saliva. Evita bebidas que puedan aumentar la salivación, como las carbonatadas o con alto contenido de azúcar. También puedes chupar cubitos de hielo antes de hablar, ya que el frío puede disminuir temporalmente la producción de saliva.

2. Respira y controla tu ritmo:
La respiración adecuada puede ayudar a controlar la salivación excesiva al hablar. Antes de iniciar una conversación, tómate un momento para respirar profundamente y relajarte. Durante la conversación, intenta hablar a un ritmo pausado y controlado. Evita hablar demasiado rápido, ya que esto puede aumentar la producción de saliva. Tomarse pequeñas pausas para respirar entre oraciones también puede ayudar a mantener un control adecuado.

3. Practica una buena postura:
La postura adecuada al hablar puede ayudar a controlar la salivación. Mantén la cabeza erguida y los hombros relajados. Evita inclinar la cabeza hacia atrás, ya que esto puede dificultar el control de la saliva. Una postura correcta también facilita una mejor articulación de las palabras, lo que contribuye a una comunicación más clara y efectiva.

4. Cuida tu dieta:
Algunos alimentos pueden aumentar la producción de saliva y, por lo tanto, es recomendable evitarlos antes de una conversación importante. Los alimentos picantes, ácidos o muy salados pueden estimular las glándulas salivales. También es aconsejable reducir el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar, ya que pueden aumentar la producción de saliva. Opta por una dieta equilibrada y saludable para mantener una salivación normal.

5. Practica técnicas de relajación:
El estrés y la ansiedad pueden desencadenar una mayor producción de saliva. Antes de hablar en público o en situaciones que generen nerviosismo, practica técnicas de relajación, como la respiración profunda, la meditación o el yoga. Estas prácticas pueden ayudarte a controlar tus niveles de estrés y ansiedad, lo que a su vez puede contribuir a una menor salivación mientras hablas.

Conclusiones:
Hablar sin salivar en exceso es posible mediante la aplicación de técnicas adecuadas. Mantener una buena hidratación, controlar la respiración y el ritmo al hablar, mantener una postura correcta, cuidar la dieta y practicar técnicas de relajación son estrategias útiles para evitar salivar en exceso y comunicarse de manera efectiva y agradable.

Recuerda que cada persona es diferente, por lo que es importante encontrar las técnicas que funcionen mejor para ti y adaptarlas a tus necesidades. Practicar estas técnicas de forma regular te ayudará a ganar confianza y mejorar tu capacidad para comunicarte con los demás de manera efectiva.

Deja un comentario

error: Content is protected !!