Cómo secar flores para decorar

Procedimiento de secado extendiendo las flores encima de una superficie plana

Esta técnica es muy sencilla. Coloca sobre cualquier superficie horizontal y plana (mesa, estante, escaparate) una plancha de madera, una cartulina o cartón, o simplemente papel y encima las flores que deseas secar. La mejor opción sería colocarlas sobre una parrilla ya que se aceleraría el proceso de secado al recibir ventilación por la parte inferior.

  • Las flores colocadas de esta forma deben quedar separadas unas de otras.
  • Plantas como los musgos, los helechos, las setas y hongos y cereales se secan muy bien usando este procedimiento y prácticamente no pierden el color natural.

Secado en el microondas

  • Este método posibilita secar las plantas y flores de forma más rápida. Antes de comenzar el proceso de secado necesitas saber la temperatura idónea, para esto tomarás una parte pequeña de las plantas que vas a deshidratar y empieza a ajustar la temperatura y el tiempo hasta obtener el resultado esperado. Ese será tu patrón para futuras sesiones de secado.
  • Para realizar el proceso empezarás por colocar papel absorbente encima del plato del micro ondas y después colocarás tus flores y plantas. Enciende el horno ajustado a la temperatura y tiempo predeterminado.
    Finalizado el proceso obtendrás flores y hojas totalmente secas listas para decorar y las ramas con textura rugosa similar al papel.
  • No desatiendas el horno durante el tiempo de secado pues existe la posibilidad de se produzca alguna chispa y se incinere el contenido.
  • Para llevar a cabo esta técnica en un horno convencional, calienta el horno hasta unos 70 grados centígrados, coloca las plantas y deja la puerta entreabierta para observar el cambio de coloración indicativo de que ya están secas.
  • La duración de este proceso depende del tamaño y cantidad de material dentro del horno pero usualmente toma de 1 a 3 horas.

Secado mediante el uso de Glicerina

  • Este procedimiento consiste en sustituir el agua de las plantas por glicerina. Las plantas y flores resultantes de esta técnica quedan flexibles, a diferencia de cómo resultan de los anteriores métodos: tiesas y quebradizas.
    Puede aplicarse a las flores, pero estas se oscurecen en demasía. Por eso es que te lo recomendamos solo para ramas y hojas.
  • Sumerge completamente las plantas que has cortado en un recipiente con glicerina al 50 % mezclada con agua corriente. Ahí las vas a dejar por el tiempo necesario hasta que toda el agua de la planta haya sido suplantada por la mezcla contenida en la vasija.
    Cuando estén listas, las sacas, las lavas con jabón y las pones a secar.

Deja un comentario

error: Content is protected !!