Cuidados de la piel de los párpados

Escuchar el Artículo

La importancia de la piel de los párpados

  • La piel que rodea a los ojos es una de las más delicadas del cuerpo y la que tiene un menor espesor.
  • Por esa razón es necesario brindarle cuidados específicos que tiendan a conservar su humectación y elasticidad.
  • Los continuos movimientos que realizan a lo largo del día (parpadeo) y las agresiones externas que afectan a la piel del rostro tienen un mayor efecto en esta zona.
  • Los tratamientos que se indican para el cutis, ya sea mascarillas o diferentes tipos de cremas faciales por lo general se aplican en todo el rostro. Menos en el área de los ojos debido a las particularidades de esta región.
  • Además, porque ciertos agentes químicos podrían causar algún perjuicio o molestia al entrar en contacto con los ojos.
  • Los productos indicados para los párpados habitualmente poseen componentes más suaves y menos agresivos.

Cuidados de la piel de los párpados 2

Algunos problemas que se observan

  • Las ojeras son causadas por un aumento en la pigmentación debido a la congestión de los pequeños vasos sanguíneos que allí se encuentran, generalmente por causa del cansancio. Se pueden disimular con maquillaje pero también pueden tratarse con cremas con aloe vera o colágeno, y aplicar un algodón embebido en una infusión de malva por unos minutos.
  • Las bolsas aparecen por cúmulo de grasa en la parte inferior de los ojos y flacidez de la piel.
  • Cuando son incipientes se puede intentar hacer masajes (ascendentes) con cremas que ayuden a movilizar esos depósitos; en casos más avanzados se recomienda cirugía.
  • La inflamación temporal de los párpados por la mañana se debe a la colección de líquido linfático en la zona, que se ve acrecentado por la falta de movimiento durante el sueño. La aplicación de compresas frías con manzanilla, tilo o caléndula dan muy buenos resultados.

Otros consejos para cuidar la piel de los párpados

  • Quitar siempre todo resto de maquillaje antes de dormir.
  • Luego de los 30 años es recomendable comenzar con una rutina de humectación que incluya a los párpados con productos que prevengan arrugas.
  • Proteger la zona con gafas de sol y filtro solar, además de evitar el consumo regular de café y tabaco.

Deja un comentario

error: Content is protected !!