Dieta personalizada en jóvenes con bulimia

Tratamiento alimentario para la bulimia

Vamos a ver la importancia de una dieta personalizada en jóvenes con bulimia. La Bulimia es:

  • Un trastorno alimentario provocado por la ansiedad, por el desvelo exagerado de controlar el peso corporal y la apariencia física.
  • Se distingue por la ocurrencia de sucesos reiterados de ingesta desmedida. Acompañados de vómito auto provocado. Utilización de laxantes, sometimiento a dietas excesivas y ejercicios en demasía para no subir de peso.

El propósito de un régimen dietético adecuado y personalizado como tratamiento en los jóvenes que padecen de bulimia persigue el siguiente fin:

  • Normalizar en el adolescente las conductas alimenticias normales.
  • En las jóvenes, ordenar los trastornos menstruales, ya que en muchos casos desaparece la menstruación a causa del poco peso corporal.
  • Llevar a niveles normales las concentraciones de minerales en la sangre, como el sodio y el potasio.
  • El tratamiento a través de la dieta debe ser particular para cada caso. Debe establecerse un detallado historial familiar y personal de cada paciente para encontrar la causa que provocó el inicio de este trastorno.
  • Asumir por parte del bulímico una dieta adecuada no resulta la solución total al problema. Ésta constituye un puntal más dentro del tratamiento general que llevan estos pacientes. Es decir, que la rehabilitación de los hábitos dietéticos normales y la terapia psicológica han de ir unidas para lograr resultados satisfactorios.
Aunque ya señalamos que las dietas para los casos de bulimia en jóvenes dependen del perfil psicológico de cada paciente, existe una serie de aspectos generales sobre estas que es bueno que conozcas:
  • La meta fundamental de estas dietas será evitar hartarse de alimentos.
  • Se establecerá un horario con 4 comidas al día. Las meriendas entre cada comida se harán o no dependiendo de cada caso específico.
  • Los horarios establecidos serán inviolables.
  • Antes de comenzar este régimen se debe conocer a profundidad el historial alimenticio del adolescente para lograr corregir adecuadamente los malos hábitos.
  • Prestar mucha atención a la reacción que puedan provocar algunos alimentos con los medicamentos que pueda estar tomando el paciente como parte del tratamiento general.
  • No deben faltar en la dieta del bulímico los comestibles ricos en serotonina y triptófano. Entre éstos se encuentran la carne roja, el huevo, alimentos contenientes del complejo Omega 3, soya, nueces, ajonjolí, almendras, vegetales, hortalizas y legumbres.
  • El apoyo familiar debe estar presente en cada momento. Es necesario mucha paciencia, amor y comprensión en esta etapa.
Es muy importante que sepamos que la bulimia y la anorexia son un hecho real y conviven junto a nosotros. Estos desórdenes de la alimentación, la mayor parte de las veces se sufren en secreto y cuando nos damos cuenta ya es en su fase crítica.
Por este motivo tenemos que prestar mucha atención al comportamiento de nuestros hijos. Educarlos desde pequeños en los buenos hábitos y los beneficios que reportan una dieta sana y saludable. Inculcarles que los cánones de belleza y apariencia perfecta son solo convencionalismos aún para las modelos más famosas.

Deja un comentario

error: Content is protected !!