¿Duermes lo que necesitas?

Escuchar el Artículo

Tu salud necesita del sueño como principal aliado.

Dormir mal puede producir serias perturbaciones mentales, que se restablecerán cuando duermas y rescates sus propiedades restauradoras para tu metabolismo.

Es un estado vital para el descanso del cerebro, la recuperación de tus energías y el cuerpo en general. A todos nos hace mucha falta dormir, empezando por los niños que, si despiertan con sueño, manifiestan irritabilidad y malestar. Los pequeños lo expresan a través del llanto o la inconformidad.

¿Qué pasa cuando duermes?

Los párpados se cierran y las pupilas disminuyen de tamaño, volviéndose muy pequeñas. Se reduce bruscamente la secreción de jugos digestivos, saliva y orina. Baja la cantidad de aire que respiramos y decrece el ritmo del corazón.
Es decir, tus funciones entran en una especie de letargo que muchos clasifican como un estado de salud recurrente. Las ondas eléctricas del cerebro cambian, transformando su trato con el mundo exterior y perdemos la plena conciencia, de manera temporal. Y junto a todo esto, complejos mecanismos empiezan a regular tu organismo, y que tengas bienestar después depende mucho de cuánto has dormido y con qué calidad.
  • Realmente no hay reglas inflexibles, pues las horas cambian de un ser a otro.
  • Los bebés deben hacerlo unas 20 horas, pero por lo general logran realmente unas 14 o más.
  • Entre los adultos todo resulta más variable y depende de cada quien.
  • Tu régimen y estilo de vida determina mucho esto.
  • Y tú, mujer, necesitas dormir más que el hombre, pero te repito, no hay reglas fijas y las presiones sociales hoy día influyen muchísimo.
  • Lo que si no puedes obviar es que una hora de sueño antes de la medianoche vale por dos, después, aunque el hábito que te hayas creado en determinar a la hora que te acuestas repercute y si no logras dormir profundamente, hasta la eficiencia de tu trabajo se lastima igual que tu vida mental y física.
  • Aunque todavía hay muchas causas ocultas en las investigaciones relacionadas con el sueño, sí se sabe que nos pasamos un tercio de la vida durmiendo.
  • Se sabe que es esencial para mantener el descanso cerebral que necesitas, al tiempo que es un restaurador de tu memoria.
  • Recarga tu sistema inmune y exige que por lo menos le dediques seis horas diarias, para poder asimilar nuevos conocimientos, incrementar habilidades y ser más capaz en todos los sentidos.

Duerme cuando sientas que tu cuerpo te lo pide.

Estimularás tu pensamiento creativo y le das salud a tu vida. Incluso hay estudios muy bien argumentados que indican que dormir te ayuda a descubrir hechos ocultos que pueden darte vueltas en la cabeza y no le encuentras solución en tu estado de vigilia.
Y aquí tienes una certeza de esta realidad: el químico ruso Dimitri Mendeleyev aseguró que vio en sueños la clave para organizar su tabla periódica de elementos.
Dormir es salud y vida. Descansa sin ruidos, con ropa ligera y en un ambiente sano. Amanecerás mucho mejor. No te resistas a él aunque creas que el mundo se viene abajo. Ve a la cama y punto.

Deja un comentario

error: Content is protected !!