Este verano cuídate de la insolación

Ya comienza el verano y una de las mayores distracciones es preparar un pequeño equipaje y marchar por varios días a disfrutar del mar, actividades al aire libre y tomar baños de sol.
Pero mucho cuidado, una de las enfermedades más comunes cuando frecuentamos periódicamente las playas es la insolación.
Se conoce como insolación, al padecimiento provocado en la cabeza por la prolongada exposición a los rayos del sol.

Este verano cuídate de la insolación 1

Síntomas de la insolación

  • Se identifica con náuseas, vértigos, dolor de cabeza, ardor en la piel, letargo y modificación de los nervios musculares víctimas de sus consecuencias.
  • En algunos casos extremados se pueden observar contracciones agudas e inconscientes de la musculatura del cuerpo y otras afecciones graves.
  • Se origina una vez que la temperatura de tu organismo sube entre los 39 y hasta los 40 grados, manteniéndose por más de 15 minutos.
  • Bajo estas condiciones desfavorables, varios órganos no pueden trabajar adecuadamente.
  • Tu cerebro se afecta considerablemente frente a las altas temperaturas y, si no se actúa con urgencia, puedes enfrentar perjuicios irremediables.
  • El procedimiento para la insolación radica en el traslado del aquejado a un espacio ventilado, tomar duchas bien frías y el consumo líquidos bien frescos unidos a medicamentos recetados por especialistas.

Aun cuando ante un caso de insolación el mejor tratamiento es el indicado por los médicos, puedes conocer qué hacer cuando te hayas expuesto por un período prolongado a los rayos del sol.

  • 1. Remojar un algodón en leche preferiblemente bien fría y untar sobre la zona del cuerpo afectada por el sol y dejar alrededor de 45 minutos. Volver a untar aproximadamente cada una hora y media
  • 2. Trocear y escachar una zanahoria que untarás en el área del cuerpo afectado, envolver con una venta durante alrededor de dos horas.
  • 3. Separar la clara del huevo y agitarla con dos cucharadas medianas de aceite de oliva que ungirás en la quemada cada una hora y media.
  • Aún cuando estos remedios son muy favorables; si las molestias persisten por largo tiempo lo más adecuado es acudir al hospital más cercano.
  • Por lo tanto lo más recomendable es que adoptes una conducta razonable y evites ser víctima de una insolación.

Consejos para prevenir una insolación

  • 1. No exponerse por largos períodos a los rayos del sol. Está demostrado que además de producir quemaduras graves e insolación puede influir en el desarrollo del cáncer de piel.
  • 2. Adquiere un protector solar que deberás aplicarte una vez que llegues a la playa.
  • 3. Utiliza todo tipo de resguardo para el sol, sombrillas de playa, toldos, casas de campaña, gorras, sombreros, etc.

Deja un comentario

error: Content is protected !!