Publicado el Deja un comentario

La Vitamina C y el Cuerpo Humano

vitamina c
Escuchar el Artículo
Como parte de la extensa familia de vitaminas reconocidas internacionalmente hace ya bastantes años y que se ingieren por el ser humano usualmente.

La Vitamina C o ácido ascórbico es una de las que más se consumen a nivel mundial.

  • Las informaciones existentes ubican su hallazgo científico por el año 1928, pero se considera que puede haber sido descubierta en los tiempos en los que los marineros del continente europeo hacían sus travesías hacia a América e ingerían jugo de cítricos, preferiblemente el limón.
  • Lo hacían para evitar y calmar la carencia de vitaminas originada por su ausencia y denominada escorbuto.
  • Esta dolencia es causada por la insuficiencia o falta en la nutrición de algunas vitaminas.
  • Se caracteriza por hemorragia superficial y muscular, produciendo una irritación específica en la mucosa de la boca y por sucesos de agotamiento generalizado.
  • El consumo de la Vitamina C mediante la alimentación o por tabletas, perfecciona el estado de salud.
  • Previene los malestares en la vista.
  • Ayuda al buen funcionamiento del sistema respiratorio, la audición y protege tu piel.
  • Posee características que facilitan la cicatrización correcta de heridas.
  • Es favorable para la cura de las encías con sangramientos, gripes, climaterio, problemas asociados a las glándulas endocrinas, desfallecimientos y hasta para problemas intestinales.
  • Es vital para la creación del colágeno en el organismo, albúmina de las fibras de cartílagos y huesos.
  • Existen teorías que sustentan que la generalidad de las dolencias se ocasionan por una falta de Vitamina C.
  • Su ingesta es sumamente favorable, al punto que puede extender entre 10 y 15 años la vida de una persona.

La Vitamina C es un elemento antioxidante, apto para compensar los radicales libres que se originan como consecuencia de la oxidación de las células.

  • Otra característica es que esta vitamina consigue reducir el colesterol, optimizar la dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Pero, lo que muchos consideran y de lo cual no existe demostración científica hasta el momento, es que la Vitamina C facilite el fenómeno de impedir el surgimiento de las arrugas en tu piel, y muchísimo menos que las elimine totalmente.
  • La vejez es una respuesta natural del cuerpo humano al paso de los años, irrevocable, por lo menos hasta el día que surja la quimera.
  • Sólo con mucha atención, cuidado personal, la no exposición prolongada a los rayos del sol y el empleo de cremas elaboradas con productos naturales puedes evitar un envejecimiento prematuro.