Pie de atleta

Las infecciones de la piel por hongos son muy comunes en los países cálidos.

El pie de atleta, es una infección por hongos que ataca la piel que se encuentra entre los dedos de los pies y se adquiere generalmente cuando las personas van descalzas, por ejemplo, en las piscinas, vestuarios y duchas de los clubes.
  • Por lo general, esta infección comienza entre los dedos tercero, cuarto y quinto del pie, y puede haber enrojecimiento y descamación, con un alto riesgo de desarrollar fisuras en la piel, de forma que la piel se macera, se pone blanquecina y húmeda.
  • La característica principal de esta infección es que pica intensamente y, a veces se extiende a la piel adyacente del pie.
  • Afecta de forma menos frecuente a las manos, ingles, axilas y otras regiones.
  • El hongo es resistente y se mantiene en los zapatos y los calcetines y se puede transmitir a través de las toallas.
  • Tan pronto como aparece el pie de atleta, necesitas buscar asistencia médica para poder tener un diagnóstico correcto y que te integren un tratamiento adecuado y así evites que la infección por hongos se haga más resistente.

Clima cálido, húmedo y pies húmedos son factores predisponentes.

Sin embargo, estas medidas preventivas hacen posible que se disminuyan los casos de pie de atleta:
  • Secado cuidadoso entre los dedos del pie
  • Escrupulosa limpieza
  • Aplicación de un polvo fino entre los dedos (talco)
  • Uso de zapatillas en los baños públicos.
Si padeces de pie de atleta debes de utilizar una toalla distinta para los dedos del pie, y estas deben ser esterilizadas por ebullición y mantenerse separadas de otras toallas. Existen diversas preparaciones fungicidas que se pueden obtener para su aplicación local, pero las cremas que contienen tolnaftato (Tinaderm) son probablemente las mejores.

Deja un comentario

error: Content is protected !!