¿Qué trae mamá? Sobre la lactancia materna

Qué es la lactancia

La mejor fuente de nutrición de nuestros primeros meses de vida nos llega a través de la lactancia materna. Sus beneficios psicológicos, fisiológicos, higiénicos y nutricionales la convierten en un elemento indispensables para la vida de los bebés.

  • Desde el punto de vista nutricional son múltiples las ventajas que ofrece la leche de mamá. Aporta el mayor contenido proteico al organismo del recién nacido y le garantiza los suministros de sodio necesarios.
  • Por otro lado, es importante el contenido de aminoácidos que la madre le transfiere a su pequeña criatura: tirosina, taurina, cisteína y carnitina son los principales. De esta manera el bebé también obtiene ácidos grasos y una elevada disponibilidad de hierro, estimada entre un 40 y 50%.
  • Los sistemas gastrointestinal y renal se ven sustantivamente favorecidos con este flujo materno. Baste decir que mejora la absorción de las grasas e impide el desarrollo de microorganismos causantes de muchas enfermedades. Además, la madre puede hacer que su pequeño esté menos expuesto a los cólicos y las diarreas. De suma importancia es la leche materna para que el aparato digestivo del niño pueda desarrollarse con rapidez y para que este puede crecer sano y fuerte.
  • La protección inmunológica de esta fuente de alimentación es bien apreciada por los doctores, la mamá e incluso el pequeño, ya que permite al lactante recuperarse con mayor facilidad de las enfermedades, inclusive se logra disminuir el padecimiento de algunas como la otitis y afecciones respiratorias.
  • ¿Y quién puede negar que ese acto de amamantar estreche aún más la relación entre la mamá y su bebé? Es por ello que el desarrollo emocional y psicomotor del pequeño se ven grandemente beneficiados. Pero las ventajas también van dirigidas a la madre, ya que la depresión postparto se reduce en gran medida con esta especie de diálogo cariñoso entre ambos.
  • ¿Más beneficios? Está disponible durante todas las horas del día. Por si fuera poco, es la alimentación más higiénica y estéril, con la cual se evitan las visitas al médico ¿La cantidad? Ya está asegurada; el cuerpo de la madre tiene las condiciones para producir las cantidades requeridas. En todo esto la palabra de orden es la higiene. Se deben lavar los pechos con agua hervida; nunca con alcohol ni jabón.
  • ¿Cuándo se puede amamantar? Siempre que el niño tenga deseos, solo hay que tener presente que no sea menos de 10 minutos en cada pecho.
  • Comparte estos criterios con tus colegas y familiares; todos lo agradecerán.

Deja un comentario

error: Content is protected !!