Saber qué comer

Dicen especialistas en el tema de la dietética que nuestra salud está intrínsecamente vinculada a la facilidad de acomodarnos al medio ambiente que nos rodea. Además, por supuesto qué alimentos nos brinda este entorno en el que vivimos.

No todo lo que ingerimos nos facilita los nutrientes necesarios para alimentarnos como es debido.

  • Los expertos de la rama aconsejan que durante las etapas de invierno debemos ingerir alimentos que den mayor calor al organismo humano.
  • Pueden ser cereales, verduras de la temporada, proteínas o sopas bien condimentadas.
  • En las etapas veraniegas son más convenientes las frutas en su estado natural, bebidas frías, ensaladas crudas, etc.
  • Una alimentación correcta, evitando las tóxicos permite que nuestro organismo nutra los órganos.
  • Como resultado éstos logran un óptimo funcionamiento.
  • Para balancear como es debido nuestra dieta alimenticia debemos organizar los horarios de comidas.
  • Durante el transcurso de un día tenemos que comer 50% en cereales, 10% en proteínas y un 40% en legumbres y frutas.
  • Los vegetales, aún cuando su cocción provoca la disminución de sus valores nutricionales.
  • Es recomendable cocinarlos durante algunos minutos pues son alimentos de lenta digestión, debiendo comerse como acompañante del plato fuerte y no como primer plato de la cena.
  • Para sorpresa de muchos se plantea que tampoco resulta adecuado elaborar los alimentos en cazuelas de aluminio o teflón pues tienden a soltar toxinas.
  • Deben emplearse preferiblemente los utensilios de acero inoxidable o cerámica.
  • Para alcanzar un equilibrio corporal incorporemos a nuestra dieta alimentos de rápida digestión. Esto permitirá un mayor rendimiento de nuestro organismo. Se evita así la aparición de enfermedades como la obesidad. Tendremos como resultado un estado de ánimo más positivo e innovador.

Deja un comentario

error: Content is protected !!