Sexualidad en la tercera edad

Escuchar el Artículo

¿Existe la sexualidad en la tercera edad?

El concepto generalizado de que en la vejez no se tiene vida sexual (o no se debe), ha ido decayendo, aunque aún permanece muy arraigado en la sociedad. Los avances científicos que han tenido lugar en los últimos tiempos, han fomentado la prolongación de los años de vida de las personas y han hecho que se transite la vejez con una mayor calidad de vida.

La sexualidad es fundamental para la salud

  • Habitualmente se piensa que la sexualidad es exclusiva de las personas jóvenes, en su etapa reproductiva y se considera a los adultos mayores como individuos sin erotismo, no estándole permitido el disfrute de ese aspecto de una vida saludable.
  • La sexualidad en la vejez tiene múltiples prejuicios que hacen que el individuo se aparte y se autoexcluya para no enfrentar críticas y juicios por parte del resto de las personas.
  • Es vital el mantenimiento de una vida sexual activa, ya que a esa edad se cuenta con ventajas que permiten el disfrute de estos aspectos.
  • En otros momentos las obligaciones laborales, la presencia de los hijos y otras tareas quitaban tiempo para disfrutar con la pareja.
  • En esta nueva etapa esas dificultades ya no se presentan; por otra parte cierta timidez de la juventud tiende a perderse.
  • La experiencia acumulada hace que se pueda gozar más libremente.
  • Se toman las cosas con más calma y se permite vivir el sexo con un mayor relax.

Cambios físicos que inciden en la sexualidad

  • En el hombre las concentraciones de testosterona se reducen, como así también la cantidad de esperma y en general la erección se torna más dificultosa.
  • En la mujer se constata una menor lubricación vaginal y disminuye su elasticidad. Esto puede ser causa de molestias al momento del coito. Según el caso, el médico puede prescribir hormonas para controlar estos signos.
  • En ambos géneros puede haber disminución del deseo sexual y de la respuesta en general, pero la capacidad de excitación y de tener orgasmos se mantiene.

Estas variaciones mencionadas se enmarcan dentro de lo normal, y permiten vivir plenamente el ejercicio de la sexualidad, lo cual favorece la salud física y mental, haciendo que el autoestima se eleve.

  • No obstante, es importante hacerse chequeos médicos periódicamente para la salud en general. Pero especialmente en el aspecto sexual, ya que hay ciertas patologías que pueden influir como las del aparato circulatorio, diabetes, etcétera. También algunos medicamentos como los usados para la hipertensión, depresión y otros, haciendo que se modifique la respuesta sexual.
  • Teniendo en cuenta estos cuidados es posible conservar la sexualidad como otro de los aspectos de una vida saludable y en armonía.

Deja un comentario

error: Content is protected !!