Síndrome de estrés postraumático

Escuchar el Artículo

Consecuencia de un evento traumático: Síndrome de estrés postraumático.

Un evento traumático puede vivirse en cualquier etapa de la vida y ambos sexos están expuestos a sufrirlo. Se trata de cualquier situación traumática vivida de forma aterradora, espantosa, donde la persona se siente impotente, incapaz de haber hecho algo para evitarlo.

Un porcentaje elevado de quienes estuvieron expuestos a eventos traumáticos tienden a presentar algún síntoma del llamado estrés postraumático. Como parte de su recuperación psicológica la persona intenta digerir y aprovechar el evento tratando de asegurar mayor resistencia en situaciones futuras. Generalmente estos síntomas desaparecen en varios días sin dejar secuelas psicológicas al individuo.
  • Cuando los síntomas persisten en el tiempo se puede hablar de trastorno de estrés postraumático (TEPT), siendo éste una consecuencia de dicho evento traumático. La manifestación y severidad de los síntomas pueden variar en dependencia de la gravedad del evento (aunque no siempre es así), la percepción del hecho por la persona afectada, su facultad de enfrentar las situaciones estresantes y del respaldo familiar y profesional.
  • La sintomatología puede mantenerse entre uno y seis meses, afectando la posibilidad del individuo de reincorporarse normalmente a su vida cotidiana, tanto en la esfera social como en el hogar. Esta consecuencia en muchos casos comienza a manifestarse transcurridos varios meses e incluso años después del evento traumático, clasificándose este caso como estrés postraumático latente.

Los eventos traumáticos que con mayor frecuencia propician un trastorno de estrés postraumático son:

  • Ataques sexuales (violación, abuso lascivo, acoso.).
  • Desastres naturales.
  • Acciones militares.
  • Accidentes de tránsito.
  • Muerte de personas amadas.
  • Asaltos armados.

Síntomas del (TEPT)

  • Trastornos del sueño: pesadillas, miedo de quedarse dormido, terror nocturno.
  • La persona recuerda el evento de forma instantánea e involuntaria durante el día.
  • Ansiedad ante la presencia de otras personas o al visitar lugares que le hagan evocar el suceso.
  • Pérdida del interés por las actividades cotidianas.
  • Temor a salir a la calle.
  • Les resulta difícil rememorar algunos detalles del evento.
  • Dificultad respiratoria, sudoraciones, aumento del ritmo cardíaco al recordar lo sucedido.
  • Irritabilidad, cambios de humor, retraimiento.

Tratamiento del síndrome de estrés postraumático

Se combina el tratamiento medicamentoso (ansiolíticos y antidepresivos) con diversas técnicas de psicoterapia. Generalmente se requiere de un tratamiento prolongado, por lo que muchos pacientes abandonan la ayuda.

Deja un comentario

error: Content is protected !!