Publicado el Deja un comentario

Cómo reducir consumo energético

Cómo reducir el consumo energético
reducir consumo energético

Generalmente en nuestra cotidianeidad no tenemos en cuenta pequeñas acciones que pueden contribuir de forma favorable al ahorro de energía en el hogar, sólo nos percatamos de esto cuando recibimos la facturación. Muy importante resulta tomar conciencia del asunto, no sólo para proteger el medio ambiente sino también la economía familiar. No dejes escapar ningún detalle que pueda significar un derroche innecesario.

Luminarias para reducir consumo energético

  • Una buen porcentaje del consumo eléctrico corresponde a las luminarias, por ello es necesario habituar a todos los convivientes a que apaguen las luces de los locales que no se estén utilizando.
  • Si esta tarea se te hace difícil, puedes colocar un detector de presencia en las áreas comunes, de esta forma las luminarias se apagarán de forma automática cuando no queden personas en el local.
  • Otra forma de ahorrar energía es asegurar la limpieza de las pantallas y luminarias de manera habitual, así aseguras que se mantenga la luminiscencia sin que aumente el consumo energético.
  • Sustituye las luminarias por otras que consuman menos como las fluorescentes que alcanzan los 100 lúmenes por vatios.
  • Si tienes en cuenta que los lúmenes indican la cuantía de luz capaz de emitir por cada vatio consumido, te percatarás que éstas lámparas son capaces de ahorrar un 80% de energía con respecto a la bombilla incandescente, además de ser mucho más duraderas.

reducir consumo energético

Locales Climatizados

  • Asegúrate de que las habitaciones climatizadas estén perfectamente hermetizadas para evitar el escape del aire caliente o frío, ya que esto significa pérdida de energía y por consiguiente aumento de consumo.
  • Dedica algunos minutos a ventilar las habitaciones y cerciórate de que no quede ninguna ventana sin cerrar antes de proceder a climatizar.

Equipos Electrodomésticos para reducir consumo energético

  • El refrigerador o nevera es uno de los equipos más consumidores de energía, por lo que debes verificar sistemáticamente su hermeticidad, de ser necesario sustituye las cintas de goma ya que su deterioro es la principal causa de fuga de energía.
  • Descongela el equipo antes de que la cobertura de congelación alcance tres milímetros.
  • Evita abrir y cerrar la puerta innecesariamente ya que esto aumenta el consumo de energía y favorece la producción de escarcha.
  • El televisor también es un gran consumidor, sobre todo si eres de los que acostumbra a mantenerlo en stand by, de esta manera continúa el consumo a pesar de que no lo estés utilizando.
  • Es recomendable desenchufar de la red eléctrica los equipos que no estés utilizando, esta medida los protege de descargas eléctricas que pueden dañarlos y te representan el ahorro de aproximadamente el 10% del consumo general de tu hogar.
Publicado el Deja un comentario

Mitos sobre ahorrar energía y cuidar el medio ambiente

arquitectura ecológica

Ahorro de energía y cuidado del medio ambiente

Hay muchos mitos o creencias falsas que nos hacen pensar y actuar en consecuencia. Por eso vamos a ver estos mitos para comenzar a actuar seguros de que lo que estamos haciendo realmente ahorrar energía y cuidar el medio ambiente.
  • Lavado de platos a mano
El lavado de los platos realizado a mano supuestamente hace que gastemos menos que usando lavavajillas. Esto no es correcto, el lavaplatos hace que se ahorren 30 litros de agua por día y se consume un 10% menos de energía.
Además, los platos quedan más limpios. Lo que tenemos que verificar al comprar un lavavajillas es que sea eficiente de bajo consumo. Esto lo podemos ver en su etiquetado energético. El aparato tiene que permitir la elección de la temperatura y reutilizar el calor para luego hace el secado o aclarado.
El seleccionar un electrodoméstico eficiente tiene un ahorro de más del 70% en el consumo de energía con respecto a un aparato no eficiente. En el caso del lavaplatos se lo debe utilizar al estar lleno y hacer la carga en la noche porque el consumo de red es menos.
  • Ahorrar con la calefacción
Hay estudios de la Universidad de Zaragoza que indican que mantener una temperatura a 16 grados entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana ahorra un 13% si se mantuviera a 20 grados. Si se apaga la calefacción se ahorra más aún y lo que se recomienda es mantener en 20 grados los termostatos en el invierno. Si se los pone a un grado más se gasta un 7% más en el año.
  • El stand by consume energía
Si se dejan los electrodomésticos en modo de espera se gastan 231 kWh por año. Esto es lo mismo que se gasta en el año con un lavaplatos (246 kWh) y bastante más de lo que consume un ordenador: 172 kWh. Dejar los aparatos eléctricos en stand by tiene un costo en el consumo de un 5% del total en casa.
  • Pérdida de calor por las aberturas
Cuando se pierde calor por las ventanas de la casa se consume de un 25% a un 30% de la calefacción. Para esto es fundamental contar con ventanas dobles o con dobles cristales ya que se puede bajar la pérdida de calor en un 50%.
  • Consumo de las cocinas de gas
Mucho más que las cocinas de gas consumen las vitrocerámicas, lo hacen en cuatro veces más. Cuando se posee una cocina eléctrica se debería utilizar cazos y sartenes que tengan fondo grueso difusor.
  • Consumo de energía en verano
En el verano se puede consumir una gran cantidad de electricidad con los aires acondicionados. Se recomienda dejarlos a temperaturas constantes evitando subidas y bajadas bruscas. Se debería no bajar de 25 grados la temperatura y tomar en cuenta que cada grado menos consume hasta un 7% más.