Publicado el Deja un comentario

Aprende de memoria sin mucho esfuerzo

cerebro
En casi todos los estudios universitarios se deben estudiar un sin número de libros, documentos, revistas especializadas, etc., y para ello es necesario aprender algunas destrezas para conseguir retener su contenido. Para lograr esto puedes practicar algunas habilidades muy sencillas, que te permitirán que sin mucho esfuerzo alcances grabar contenidos bien extensos pero necesarios para tu aprendizaje.

Primer paso para aprender de memoria

Para intentar retener un contenido tienes que facilitarte tranquilidad y espacio de tiempo. Empezarás con un contenido breve, de no más de 100 vocablos, si lo deseas puedes empezar con un concepto o definición. Lo perfecto es que reproduzcas el texto en una nueva hoja, pues cuando lo escribes tu cerebro va memorizando la información.Repásalo en alta voz, y si consideras que puedes aprendértelo fácilmente entonces puedes transitar a otro texto más extenso. De no serte posible, el truco será volver a escribir lo que necesitas aprender pero ésta vez fragmentado en pequeñas oraciones.

Lo más idóneo es que vayas pronunciando en alta voz y utilizando tu memoria, las oraciones iniciales, para más tarde asociarlas con las que siguen. A la vez que ya las hayas asimilado incorporas el resto del contenido, y así repetidamente para que logres memorizar el texto. Esta estrategia es muy efectiva cuando se utiliza para captar citas cortas, ya que con contenidos muy prolongados la faena se torna bastante fastidiosa.

Aprende a desarrollar tu memoria

Existe una habilidad bien útil que se emplea de dos formas: garabatear en el borde del documento. Hay quienes anotan los vocablos que para ellos son más difíciles de recordar con el objetivo de al percibirlos recordar el resto del contenido. Por otro lado hay quienes prefieren apuntar los vocablos que consideran más significativos, los que forman un síntesis, y así al mirarlos ya tienen una idea del contenido del texto.

Fundamental para el ejercicio de memorizar

  • Para aprender adecuadamente tienes otro elemento básico: marcar con tonalidades pues los colores se graban cómodamente en tu retentiva. No abuses de su utilización ya que tu cerebro deja de verlo como una señal y no tendrá resultados tu esfuerzo.
  • Otro asunto bien significativo para lograr memorizar los contenidos es la confección de una buena sinopsis del texto que te tienes que aprender, así; cuando escribes y lees, tu cerebro va reteniendo y procesando la información que debes conocer.
  • Y para terminar un modo bastante eficaz para el aprendizaje de memoria es dialogar, discutir, analizar todo lo estudiado, es inmejorable pronunciar todo el contenido empleando la memoria, pues cuando te escuchas consigues detectar errores y además el contenido perdura por mayor período de tiempo en tu cabeza.
  • Pero lo más importante de todo es aprender los conceptos o ideas que tiene cada texto ya que si memorizas de memoria sin pensar lo que estás memorizando pues te será mucho más complicado y tu aprendizaje será pobre.