Publicado el Deja un comentario

Consejos para lograr un mayor rendimiento en los estudios

estudiar

Aumenta tu rendimiento en los estudios

  • No es aconsejable esperar a que esté cerca un examen para estudiar, ni querer exigirle a nuestro cerebro que rinda al máximo.
  • Muchos factores influyen de manera positiva en el buen funcionamiento de la memoria, prestar una debida atención, estar concentrado e interesado en el estudio, repasar la materia habitualmente sin esperar a que se acumule demasiado contenido y tomar nota ó hacer resumen.
  • A pesar de que algunas materias suelen ser más difíciles de memorizar, puedes entrenar y fortalecer tu memoria de diversas formas.
  • Practica deportes o realiza ejercicios físicos, recuerda aquello de mente sana en cuerpo sano, de esa forma el cerebro se oxigena eficazmente.
  • Escuchar música, sobre todo los clásicos, favorece la función cerebral y eleva la capacidad de concentrarse y memorizar, además desarrolla una agudeza visual y auditiva.
  • Toma nota frecuentemente, esto te permite fijar las ideas, luego revísalas con frecuencia para que queden registradas definitivamente en la memoria.
  • Aclara todas las dudas que puedas tener, debes haber comprendido muy bien lo estudiado para poder memorizarlo.
  • Asocia el concepto con alguna imagen, de esta manera lo recordarás cómodamente.
  • Si es mucha la materia a estudiar o muy específica, apóyate en alguno de los trucos que te ayudan a memorizar.
  • Otro aspecto a tener en cuenta en época de exámenes es el estrés y la ansiedad que genera este período para muchos estudiantes, generalmente en los días precedentes nos sentimos agobiados debido a la presión de la familia, el tiempo, las altas temperaturas, entre otros factores, los cuales atentan seriamente contra la capacidad de concentrarse.
Cuando una persona está ansiosa no duerme las horas requeridas y eso lo hace sentir agotado. No todos reaccionamos de la misma manera, pero al menos una cuarta parte de los estudiantes sufren de estados de ansiedad en esta época. No existe un procedimiento milagroso que te diga cómo rendir más mientras estudias, pero puedes tener en cuenta algunos consejos que pueden favorecer la concentración:
  • Elige una estancia que tenga buena ventilación e iluminación.
  • Elimina cualquier objeto que distraiga tu atención
  • Trata de aislarte de los ruidos del exterior, recuerda que escuchar música clásica es muy favorable tanto para la concentración como para memorizar.
  • La exposición a altas temperaturas no permite que te concentres. Estudia temprano en la mañana o en horario nocturno cuando la temperatura es más fresca.
  • Aliméntate adecuadamente y trata de consumir una dieta balanceada.
  • Mantén tu cuerpo hidratado, bebe al menos 8 vasos de agua diariamente.
  • Prepara un plan de estudios donde además planifiques las horas que dedicarás a realizar algún ejercicio físico ó simplemente dar un paseo.
  • Evita sentirte presionado con el tiempo de estudio, esta situación aumenta la posibilidad de alterar tu estado emocional.
  • Las horas que dediques al estudio deben tener intervalos de descanso, se recomienda recesar diez minutos después de cada hora que hayas estado estudiando.
  • Solicita la cooperación familiar para que tus horarios sean respetados.
Publicado el Deja un comentario

Consejos para una mayor concentración durante el estudio

Consejos para una mayor concentración durante el estudio 1

La importancia de la concentración en el estudio

  • Un aspecto que para algunos resulta elemental o un tema que no requiere de mucho análisis, es la concentración en el estudio en casa.
  • Pero luego de analizar estas ideas hoy aprenderás secretos que puede que te resulten muy ventajosos para tu futuro profesional.
  • Primero que nada, la armonía en la distribución de tu espacio para el estudio juega un rol significativo.
  • No solo para lograr una adecuada concentración sino para que te adaptes a la asignatura o profesión que estudies.

Un sitio apropiado para el estudio en tu casa te proporciona mayor concentración y menos esfuerzo para el aprendizaje, por lo cual es preciso que dispongas de:

  • Una mesa buró con altura proporcionada para lograr un estudio cómodo.
  • Lo ideal es que no la ubiques ni muy alto ni muy bajo, lo correcto es que te quede a la elevación de tu pecho.
  • Un asiento ajustado a tus particulares.
  • Lo perfecto es que tu dorso se conserve en una posición correcta y no curvada.
  • Evitando dolores que harán que te desconcentres y pares la jornada.
  • De la misma manera es muy importante que en tu lugar para el estudio haya un silencio y una tranquilidad apropiada, de lo contrario será poco probable que alcances el nivel de concentración requerido.
  • Otro asunto importante es colocar todos los elementos imprescindibles para ejecutar tu horario de estudio en el hogar previo a decidirte a estudiar.
  • Si estas aprendiendo lenguas extranjeras es necesario que tengas cerca un Diccionario Bilingüe y así evades distraerte al tener que dejar el estudio y emprenderte en su búsqueda.
  • Recalca lo significativo, apóyate en la elaboración de esbozos y compendios confeccionados por ti.
  • Esto te proporcionará un tiempo mayor de estudio, pues mientras los preparas pones mayor esmero en el tema. Al mismo tiempo te serán muy ventajosos si los preparas adecuadamente
  • Hay que insistir en la necesidad del descanso necesario y adecuado previo al comienzo de un intenso maratón de estudio.
  • Está demostrado científicamente que el ser humano asimila mejor los nuevos conocimientos si descansa físicamente el mínimo espacio de tiempo requerido.
  • Recuerda que nunca es efectivo pretender estudiar a última hora las materias que no has estudiado con bastante tiempo de antelación.
  • De hacer eso puedes desordenar tus conocimientos previos, puedes confundir aspectos que lograste asimilar como es debido y lejos de aprender más vas a retroceder.
  • Lo que estudies precipitadamente no durará más que unos instantes en tu conciencia.
Publicado el 1 comentario

Trastornos de la Memoria y la Concentración

trastornos cognitivos

Es importante conocer las enfermedades que pueden afectar la concentración y la memoria.

Los trastornos ocasionados por el déficit de la atención y/o hiperactividad (TDAH) es una patología que puede afectar tanto en la niñez como en la etapa adulta de la vida. Se estima que entre un 3 y un 10% de niños la padecen y el 50% de ellos mantienen esta condición en la adultez.
  • El déficit de atención, la falta de control de los impulsos y la hiperactividad son síntomas característicos de los TDAH.
  • Los pequeños presentan dificultades a la hora de dar seguimiento a instrucciones y cambian de actividad constantemente.
  • En la adultez tienen problemas con la organización, el manejo del tiempo, trazar metas e incluso en el desempeño laboral.
  • Muchas veces esto conlleva a lacerar la autoestima y las relaciones interpersonales, en otros casos toman el camino de las adicciones.
  • La etiología de este trastorno puede ser en primer lugar el factor genético, el déficit nutricional, algunas lesiones cerebrales. También exposiciones al plomo y adicción al tabaco durante la gestación.
  • El Alzheimer es frecuente en los adultos mayores, aumentando el índice de incidencia en la población mayor de 60 años.
  • Se estima que la cifra actual de 26 600 000 de personas con Alzheimer se duplique para el año 2050.
  • Entre los factores de riesgo se encuentra la predisposición genética, la ancianidad, los desequilibrios hormonales. Incluyendo los déficit hormonales en la menopausia, la exposición a tóxicos ambientales, problemas inmunológicos y desequilibrios químicos.

Muchos científicos trabajan en el estudio de medicamentos capaces de retardar el avance de la enfermedad.

Aunque no se ha encontrado la cura, se dispone de diferentes terapias que mejoran la función cerebral. En pacientes tratados en fases tempranas se han obtenido resultados satisfactorios. Esto permite al paciente seguir disfrutando de su independencia y sus quehaceres cotidianos por un período de tiempo mucho mayor.
Es clave para el éxito de estos tratamientos la realización de ejercicios físicos y mentales, una alimentación adecuada, interactuar socialmente en entornos bien estructurados y sosegados, todo lo cual redunda en la calidad de vida del paciente.
  • La amnesia o pérdida de la memoria, puede ser ocasionada por lesiones cerebrales o exposiciones a tóxicos. En muchas personas puede aparecer luego de sufrir algún trauma emocional. Se describen diferentes tipos de amnesia:
    Retrógrada: La persona es incapaz de recordar los hechos anteriores al trauma, aunque sí puede recordar lo sucedido posteriormente.
  • Anterógrada: No pueden recordar los hechos recientes, sin embargo recuerdan los que sucedieron con anterioridad al trauma.
  • Traumática: Parte de un golpe o contusión que causó algún daño cerebral, caracterizándose por pérdida de la conciencia por breve tiempo.
  • Transitoria: Muy común en adultos mayores que presentan alguna enfermedad vascular, incapacitándolos para la formación de recuerdos nuevos y ligera incapacidad de recordar el pasado
  • Infantil: La persona está incapacitada para recordar hechos ocurridos a partir de la primera infancia.
  • Wernike-Korsakoff: Se caracteriza por la pérdida de la memoria progresivamente, generalmente ligada a trastornos neurológicos y teniendo como base la adicción al alcohol.

No se cuenta con ningún tratamiento medicamentoso efectivo para este trastorno de la memoria.

  • La demencia se considera más un síndrome que una enfermedad que se caracteriza por el progresivo deterioro de las funciones cerebrales, donde se afecta la capacidad del raciocinio, el pensamiento y la memoria.
  • Generalmente los cambios que se producen en el comportamiento, la personalidad y la memoria están causados por otras afecciones que dañan al tejido cerebral, en algunos casos de manera irreversible.
  • El Alzheimer es una de las causas más frecuentes de demencia teniendo en cuenta el daño progresivo que ocasiona en el cerebro.
  • Otro tipo de demencia es la causada por el Infarto Múltiple, en la cual se manifiesta la muerte de parte del tejido del cerebro. La severidad de los síntomas depende del área afectada de tejido celular.
  • La pérdida de la memoria tras un derrame cerebral puede permanecer entre 3 y 6 meses.
  • Sólo el 1% de adultos mayores que sobrepasan los 60 años presentan demencia, éste porciento se eleva a 39 para los que alcanzan los 90 años.
  • El control de la tensión arterial y los niveles de colesterol en sangre son esenciales para la prevención de accidentes vasculares encefálicos (AVE) y otras patologías cardíacas que pueden incrementar el daño al cerebro.