Publicado el Deja un comentario

Consejos para ayudar a estudiar a nuestros hijos

educar niños
Consejos para ayudar a estudiar a nuestros hijos 1

Cómo hacer para que nuestros hijos desarrollen hábitos en el estudio

Para que se despierte su interés por la enseñanza es importante que nosotros, los padres hagamos un seguimiento periódico de cómo se van desenvolviendo en la escuela y como va el desarrollo de sus labores y ejercicios escolares.

Por supuesto, no se trata de convertirnos en inquisidores, ni obligarlos por la fuerza y mucho menos convertir el estudio en algo tedioso, solo se trata de observar los horarios, los problemas y su desarrollo para ayudarlos si es preciso.

Tomar en consideración la edad

  • El monitoreo del estudio debe consecuente con la edad.
  • Mientras más pequeño, más próximos y atentos a sus progresos debemos estar, dándole más autonomía a medida que van creciendo de forma tal que ellos mismos escojan los horarios y la forma de estudiar.
  • La meta final en todo caso sería lograr que para cuando lleguen a secundaria, ya sean responsables por sus tareas escolares y que las enfrenten de manera.
  • Esto quiere decir que ellos mismos deberán saber elegir los horarios más adecuados y las técnicas más efectivas para estudiar.

Online Coding Courses for Kids

  • No me entiendas mal, no estamos diciendo que a partir de ese momento debes desentenderte de los estudios de tus hijos. Para esta etapa el seguimiento debe ser completamente diferente ya que deberás empezar a tratarlos como adultos a pesar de que aún no lo son.
  • Para conseguir este fin, en la primaria cuando tu hijo tenga entre 6 y 12 años de edad, debemos establecer los ritmos, costumbres y horarios más convenientes para el estudio sin dejar de ser flexible pero siendo exigentes. Muy importante que el niño reconozca la importancia y necesidad de esforzarse más cuando se acercan los exámenes.
  • Si en el transcurso del seguimiento detectas que su hijo tiene dificultades para estudiar, no logra concentrarse, o cualquier otro problema parecido será preciso brindarle toda la ayuda necesaria de acuerdo al caso. Para esto debemos buscar orientación con el personal pedagógico de la escuela quién determinará el tipo de ayuda más conveniente.

¿Qué cosas siempre debemos saber sobre los estudios de nuestros hijos?

  • La fecha de los exámenes, las asignaturas que les resultan fáciles y cuáles no, su opinión de la escuela y los maestros. Cómo se sienten y desenvuelven dentro se su grupo escolar son cosas que siempre deberías saber.
  • De vital importancia resulta estar al tanto de las relaciones de tu hijo con otros alumnos y profesores.
  • La posición que ocupan dentro del grupo (líder, truhán, estudioso, etc.) y observar cómo ésta actitud afecta la calidad integral no solo de los estudios, sino también de su formación integral.
  • Para estar al corriente de su desempeño escolar es imprescindible el contacto frecuente con la escuela o centro de enseñanza. Participar en todas las reuniones que se convoquen y contactar por teléfono o email con los educadores para estar al tanto del progreso de tu hijo.

No agobiarlo

  • Seguir atentamente el desarrollo en los estudios de los menores es un factor determinante para asegurar su éxito en la empresa, pero cuidado de no convertirlo en una persecución.
  • Debemos ser flexibles y comprensivos ante los malos resultados dándole al chico la oportunidad de por si mismo recuperarse.
  • Si, brindémosles toda la ayuda posible sin tronchar su autonomía. Bajo ningún concepto nuestro control debe ser agobiante que se convierta en una carga para el chico y que convierta el estudio en un fastidio.

Premiar los buenos resultados

  • A la hora de premiar el esfuerzo y logros del chico en los estudios, debemos ser bien cuidadosos de que medio usamos para ello.
  • En muchas ocasiones el niño prefiere la aprobación verbal que cualquier obsequio material.
  • Frases cómo “eres tan listo cómo tu padre” o “sabes tanto cómo un adulto” pueden causar un mayor impacto que regalarle la última consola de juegos salida al mercado.
  • Cuando los resultados no son los esperados también debemos tener mucho tacto pues podemos provocar un daño aún mayor.
  • De por sí el chico ya se siente mal y si la emprendemos contra él podemos agravar su situación.
  • En estos momentos debemos indagar en las causas del resultado conversando fraternalmente y lograr que del chico el compromiso de esforzarse más para que la próxima vez no le ocurra.

¿Qué resultados y actitudes premiar?

Los padres solo acostumbrar a premiar y castigar por las calificaciones en los exámenes y esos es un error, estas son importantes pero existen otros aspectos a considerar y que influyen decisivamente en la mejora del aprendizaje:
  • El esfuerzo: Aprendamos a premiar más el esfuerzo realizado para lograr un resultado que el propio resultado. Si a pesar estudiar, hacer todos sus deberes, cumplir todas las tareas se obtiene una mala calificación, no debemos castigar al chico y si buscar entre ambos que fue lo que provocó este resultado, y animarlo para que deje de sentirse mal.
  • Valorar los progresos: Premiemos cada avance que logren nuestros hijos por mínimo que estos sean.
  • Apoya la motivación individual: No permitas que el chico aprenda y estudie por complacerlos o por el regalo que recibirán, debe estar motivado personalmente reconociendo la importancia que para ellos reviste el aprender, o sea, que les guste estudiar.

Otros consejos para ayudar a nuestros hijos a estudiar

  • Dosifica correctamente el tiempo de estudio, no le quites el tiempo de juego al chico para dedicarlo al estudio, cada cosa tiene su horario y su importancia.
  • No les exijamos como si fueran adultos, deja que decidan que hacer con su tiempo libre.
  • Es preferible estudiar poco tiempo y aprender bien que estudiar mucho y aprender mal.
  • El castigo nunca debe ser ponerlo a estudiar más tiempo.
  • Trata de usar el tiempo de juego, salidas de excursión, al zoológico, etc. con tus hijos para consolidar lo aprendido en la escuela.

educación online