Publicado el 1 comentario

Cómo eliminar las plagas en el jardin

Cómo eliminar las plagas en el jardin 1

Aprende a eliminar las plagas en el jardín

Las plantas, como todos los organismos vivos poseen métodos para protegerse de sus depredadores.

  • Algunas desarrollan espinas, otras pelos irritantes y algunas hasta desprenden fragancias desagradables todas con la misma finalidad: alejar al enemigo.
  • Pero aunque las plantas por si solas sean capaces de crear sus propios mecanismos de defensa, con nuestra ayuda y la adquisición de nuevos conocimientos; podemos evitar que se llegue a males mayores.
  • En los jardines siempre van a existir algún tipo de insectos y larvas que se nutran de las plantas, solo tenemos que evitar que estos animales se conviertan en una plaga y lleguen a destruir nuestro trabajo de jardinería.

Plagas más comunes en los jardines

  • Cochinillas
Habitan debajo de las piedras y zonas húmedas, alimentándose de componente vegetales o animales en estado putrefacción. Ocasionan severos daños a las plantas que afectan y un ulterior derrumbe de sus hojas.
  • Parásitos
Existen en todas partes del mundo y se alimentan de las cepas, cogollos y tallos, desfigurando las hojas y provocándole a las plantas severos daños.
  • Arácnidos
Denominados comúnmente como ácaros son gorrones que habitan en la flora y que provocan una excrecencia a las plantas conocidas también como agallas, trasformando su estructura natural.
Surgen en los climas con características demasiado húmedas y provocan esporas a las hojas de las plantas de colores rojo, naranja o amarillo. No llegan a provocar la muerte pero si afectaciones en el desarrollo y raquitismo.

Cómo eliminar las plagas

  • 1. Si detectas que la plaga es de parásitos y no está muy avanzada poda todas las hojas dañadas y limpia las plantas con agua y jabón.
  • 2. Para eliminar los ácaros nada mejor que atomizar el jardín con abundante agua limpia, causa bastantes molestias a estos animales.
  • 3. Para prevenir el surgimiento de hongos atomiza las plantas con azufre y cal, excelente fungicida para las plantas.
  • 4. No es aconsejable el empleo de productos con contenidos químicos en el jardín por la cercanía a la casa o por ser un área de entretenimiento de los niños o mascotas del hogar, pero en caso de ser imprescindible su utilización; seleccione el más adecuado para la plaga que tenga en el jardín y estudie a profundidad los métodos de empleo.
  • 5. Si no cuenta de alguna práctica en el empleo de insecticidas contrate una persona especializada en el control de plagas que sepa que producto elegir, la cantidades adecuadas y en que instante aplicar.
Publicado el Deja un comentario

Cuidado y mantenimiento de rosales

Cuidado y mantenimiento de rosales 2

Las tareas a realizar para mantener un rosal saludable y vistoso no son muy complicadas, solamente hay que saber en qué momento llevarlas a cabo. Estas plantas son muy apreciadas y hacen lucir mucho al jardín, por el colorido, aroma y belleza de sus flores.

Hay que tener en cuenta que:
  • no es conveniente plantarlos cuando hay presencia de heladas;
  • el sitio debe ser soleado (aunque no es bueno exponerlos a intenso calor durante el verano),
  • debe circular una brisa moderada (no corrientes agresivas).
  • Para las variedades trepadoras es mejor no plantarlos muy cerca del muro, ya que la tierra puede estar seca.
  • Se recomiendan los suelos ligeramente arcillosos,
  • al plantar, se debe rellenar el hoyo donde irá el rosal con tierra especialmente preparada.
  • El acolchado es un procedimiento que brinda varios beneficios como conservar la humedad del suelo durante los meses cálidos, disminuir las hierbas dañinas, prevenir algunas enfermedades y preservar la composición del suelo, además de proteger de las heladas. Para ello se vuelca alrededor del rosal una mezcla de compost, corteza desgranada, estiércol fermentado y hojas. La capa debe ser de unos 5 a 6 cm de espesor, y se debe procurar que no tome contacto con el tallo.
  • En caso de tener un ejemplar trepador, hay que facilitarle un soporte para sus tallos, con estacas de madera acopladas a una pequeña tabla, de esta manera la dirección del crecimiento será horizontal y permitirá el desarrollo de los brotes a lo largo de su recorrido.
  • Un punto muy importante es el abono, que brinda los elementos necesarios para un crecimiento adecuado.
  • En el periodo de desarrollo se debe suministrar en dos momentos, ya sea un preparado comercial o uno casero.
  • A partir del inicio del otoño no se requiere añadir más, de lo contrario el crecimiento se extendería en el tiempo y los brotes recién nacidos no resistirían a las heladas invernales.
  • No obstante, conviene aplicar un abono de mantenimiento en noviembre o febrero.
  • En cuanto a los cuidados por las heladas, hay que cubrir convenientemente el punto de injerto, procurando que quede debajo de la capa de tierra o el acolchado.
  • Se puede quitar esta protección después de la época más riesgosa, es decir en marzo o abril.
  • La poda debe llevarse a cabo con una tijera afilada y limpiarse entre una planta y otra para evitar el contagio de posibles enfermedades; se realiza en primavera, eliminando las partes más débiles y secas para estimular el crecimiento armónico de la planta, dotándola de más fuerza y vitalidad.
Publicado el Deja un comentario

Cómo combatir los caracoles naturalmente

plagas caracoles

En el jardín, un aspecto muy importante es controlar las plagas que pueden atacar a las diferentes plantas, afectando su normal desarrollo y causando diversos daños.

Entre los agentes que pueden alimentarse de las especies plantadas se encuentran los caracoles, y también las babosas, que llegan a hacer destrozos considerables.

En el mercado existen varios productos con mayor o menor efectividad destinados a eliminar a estos moluscos, actualmente hay una tendencia creciente a optar por métodos menos contaminantes, en base a ingredientes naturales o con herramientas biológicas ya sea el uso de plantas, o de animales que se alimentan de ellos.

Un método muy utilizado es el de enterrar pequeños recipientes (un vaso o botella plástica cortada, etcétera) de modo que el borde quede al mismo nivel que la tierra, es decir al ras.

Luego se procede a llenarlo con líquidos que atraigan a los caracoles, como la cerveza; también se pueden usar bebidas cola o café. El animal llegará hasta el recipiente y caerá en el líquido, ahogándose allí. Es necesario retirar diariamente los caracoles y cambiar periódicamente la bebida.
Para evitar que lleguen hasta las plantas, se puede colocar material que obstaculice el recorrido. Una de las opciones es la cáscara de huevo triturada en pequeños trozos, que se adhiere a la mucosa, impidiendo que se mueva con facilidad; también se recomienda la ceniza de la madera, que surte el mismo efecto que la cáscara de huevo, es necesario que esté seca, por lo tanto se debe renovar luego de los riegos o lluvias.
Se puede intentar con las hojas de la planta del tomate, que podrían resultar repelentes para los caracoles, conviene distribuirlas alrededor de las especies vegetales que se quiere proteger. Algunas plantas actúan atrayendo especialmente a los caracoles y se pueden usar de manera de desviar la atención de otras; así, pueden emplearse la lechuga y la mostaza blanca, y situarlas junto a las plantas de más interés.
Los predadores naturales como las aves o sapos pueden atraerse al jardín creando espacios protegidos, con áreas para trepar y lugares húmedos.