Publicado el Deja un comentario

Plantas del invernadero y cuidados especiales

plantas de invernadero
plantas de invernadero

Las plantas de invernadero dependen completamente de ti para su bienestar. Es en esta época del año Abril y Mayo cuando sufren el mayor cambio.

De tener que protegerlas del frío y las heladas del duro invierno ahora pasamos a tenerlas que proteger del calor extremo (esto es para quienes viven en zonas del planeta en que ahora toca el verano pero se puede aplicar a todo el mundo para cuando te toque este clima).
  • Por ello debemos comenzar a regarlas más a menudo.

Consejos de la Temporada

  • Incrementar la ventilación.
Ahora las temperaturas son más elevadas durante el dia y dentro de poco serán más elevadas durante la noche.
  • Debemos plantearnos en disponer de más entradas de ventilación en nuestros invernaderos.
La ventilación en los tejados de los invernaderos debe ser igual al 15-20 % del área total del invernadero.
  • Proteger las plantas de los calurosos rayos solares
El calor de los rayos solares no tardará en abrasar los nuevos semilleros, secar el abono y reducir los niveles de humedad hasta el punto que nuestras plantas no podrán crecer sanas.
  • Debemos proporcionarles una mayor protección de Abril en adelante.
Podemos pintar nuestro invernadero con una pintura especial para invernaderos que es transparente en climas húmedos y proporciona una pantalla de sombra como protección antes los rayos solares.
  • Lavaremos bien el cristal del invernadero antes de aplicar.
Aplicaremos la pintura con rulo, cepillo o spray por la parte exterior del invernadero.
  • A finales de Mayo aplicaremos una segunda capa más densa.
También podemos cubrir el techo de nuestro invernadero con plásticos para sombra que se venden en distintas densidades. Podemos colocar persianas a medida.
  • Regar y alimentar nuestras plantas más frecuentemente:
Las especies de plantas con hojas, tropicales y en crecimiento necesitan más agua.
Debemos regar a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde evitando las horas de más sol. Riega con un agua que se encuentre a la misma temperatura que el invernadero.
Para las nuevas plantaciones colocaremos una bandeja con agua para que ellas absorban toda el agua que pueden llegar a necesitar.
  • Asegurarnos que no se nos seca la tierra de nuestras plantas.
Cubre la tierra con abono orgánico o con cortezas. De esta manera prevenimos que la tierra de nuestras plantas se seque fácilmente. También podemos cubrir la tierra con un manto de gravilla para mantener las raíces siempre húmedas.
  • Ligeramente debemos mojar la parte inferior de las hojas con un spray.
En climas calurosos es muy recomendado el mojar ligeramente la parte inferior de las hojas con un spray nos ayudara a prevenir los ácaros de araña roja.
  • Mantener la temperatura controlada.
Una buena manera de reducir la temperatura de nuestro invernadero es mojar con una regadera el suelo y los bancos del invernadero de este modo la energía se utiliza para evaporar el agua.
  • También mantiene el ambiente más húmedo.
Ayudaremos a nuestras plantas a que sus hojas no se sequen debido a la pérdida de líquidos en sus hojas.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener tu invernadero en óptimas condiciones a la entrada de esta nueva temporada de calor.

Publicado el Deja un comentario

Hongos en las plantas de jardín

los hongos de las plantas

¿Te tienen harto/a los Hongos en las plantas de jardín?

Los hongos en las plantas del jardín son el enemigo. Entre los diversos agentes que pueden atacar y enfermar a las plantas, muchas veces los hongos son los más persistentes y difíciles de combatir. Para lograr un tratamiento más efectivo es conveniente atacar el problema en sus primeras fases.
Esto implica un revisión periódica de las plantas para notar cualquier cambio.
  • La forma de dispersión de este agente es a través de las esporas, que son transportadas por elementos climáticos como la lluvia o el viento, o vectores como los insectos, colonizando así la nueva planta.
  • Las condiciones que propician el desarrollo y la proliferación de los hongos son las altas proporciones de humedad y una temperatura templada a cálida.
  • Aunque hay algunas especies que soportan perfectamente el clima frío.
  • Este ambiente colabora para que las esporas se fijen a la planta, germinen y comiencen a parasitarla.
  • Este ambiente colabora para que las esporas se fijen a la planta, germinen y comiencen a parasitarla.
  • En la naturaleza hay diversos organismos fúngicos que conviven en completa armonía con el ejemplar al que se unen, y otros en cambio provocan trastornos, e inclusive su muerte.
  • Dependiendo de la zona en la que actúen, se puede hablar de hongos ectoparásitos, los cuales se asientan en la superficie, y hongos endoparásitos, que alteran estructuras internas de la planta; esta condición va a determinar una diferencia en el tratamiento a aplicar.

hongos en plantas

Hongos en las plantas del jardín. Tipos de hongos y su aspecto

Las especies que se encuentran con mayor frecuencia son:
  • Oidio: Es de gran incidencia, sobre todo en los rosales. Su apariencia es semejante a un polvillo de color blanco. Este, es uno de los que persiste aún a bajas temperaturas. Como prevención, es aconsejable que las plantas tengan un buen acceso a los rayos solares y mantener un riego apropiado cuando las temperaturas sean altas. También puede colonizar dalias, lilas y geranios. Se encuentra dentro de los ectoparásitos.
  • Botritis cinerea: Se manifiesta como un moho de color gris y zonas amarronadas; puede involucrar prácticamente a toda la planta incluyendo frutos y flores. En parasitosis severas puede provocar la muerte de plantas jóvenes. El ingreso es mediante grietas, lesiones y zonas de poda, por lo que se aconseja aplicar un tratamiento específico localmente es esas regiones como preventivo. Es un endoparásito.
  • Fitóftora: Penetra a través de la raíz y asciende al resto de la planta, y requiere de altos porcentajes de humedad. Ataca a los árboles de cítricos y pequeños arbusto.
  • Antracosis. Se manifiesta como imperfecciones y cambios de coloración de diferentes zonas, en general en ejemplares decorativos. No es tan agresivo como otros hongos.
La prevención de hongos en las plantas del jardín es fundamental ya que muchas veces son resistentes a fungicidas o requieren un tiempo muy extenso de tratamiento, se recomienda eliminar la parte de la planta ya colonizada, sobre todo en las primeras etapas para evitar su propagación.
Quitar hongos de plantas
Publicado el Deja un comentario

Trucos para regar plantas

riego de plantas cuando te vas de vacaciones

Consejos para regar

  • Una de las cosas más importantes que debemos conocer a la hora de regar nuestras plantas es saber medir la humedad de la tierra para controlar tanto la cantidad de agua necesaria como el tomar la decisión de si debemos regar.
  • Para ello realizaremos un sencillo gesto: mete un dedo en la tierra de la maceta y calcula la humedad aproximada que tiene. Es un sencillo truco con el que una vez que lo hayas manejado puede resolver muchos problemas causados a las plantas por el exceso o déficit de irrigación.
  • No hay que olvidar que siempre es preferible no echar demasiada agua antes que pasarse con la cantidad de la misma, pues una cantidad grande de agua puede producir un proceso de putrefacción en nuestras plantas que ya no sería reversible.

El procedimiento que seguiremos a la hora de regar plantas será el que se describe a continuación.

Si observamos que la tierra de las plantas está compacta debido a la falta de humedad va a ser necesario que la ahuequemos, por ejemplo con un cuchillo.

  • Otra maniobra que podemos realizar es la de sacar la tierra compacta de la maceta y ponerla en un recipiente con agua o por ejemplo en el fregadero.
  • Este procedimiento debe realizarse hasta que la tierra deje de formar burbujas. Después dejaremos escurrir el agua que sobra.
  • Posteriormente es recomendable que esparzamos agua por las hojas de la planta mediante un pulverizador.

    Si nos hemos pasado a la hora de regar una planta todavía tenemos una posibilidad para intentar recuperarla.
  • Primero extraeremos con cuidado la tierra de la maceta junto con la planta, siempre intentando que no se desprenda.
  • Después cubriremos la tierra con papel para que absorba el sobrante de humedad, éste puede ser de servilletas o bien papel de cocina.
  • Dejaremos que repose un día.
  • Por último, retiraremos los papeles y colocaremos la planta de nuevo en la maceta. Es recomendable que nos abstengamos de regarla en unos días.
  • Un truco que podemos usar con las plantas que están en recipientes de barro o similares para comprobar si necesitan ser regados es el de dar unos golpecitos con el puño sobre la maceta.
  • El sonido nos va a dar la clave: si suena como a hueco vamos a tener que echarle agua, mientras que si suena como compacto significa que ya tiene el agua suficiente. Puedes probar primero sobre una maceta que no hayas regado y también después de regarla para que te vayas entrenando en estos sonidos.
  • La última especificación que debes conocer para realizar un riego adecuado es que la temperatura del agua debe ser la del ambiente. Para ello puedes llenar un recipiente con agua la noche anterior y regar al día siguiente.