Publicado el Deja un comentario

Saber leer no es lo mismo que entender lo que se lee

como leer bien

Qué quiere decir que leer y entender no es lo mismo

Vamos a intentar explicar que saber leer no es lo mismo que entender lo que se lee. No existe nada más bonito en nuestras vidas que entender lo que está escrito en nuestros inseparables compañeros, los libros. Este silencioso amigo nos abre las puertas al conocimiento en todas las esferas de la vida, la cultura, la ciencia, las letras, los negocios, la tecnología. Con cada página que pasamos se acrecienta nuestro saber y se expanden nuestras áreas de conocimiento. No dominar la lectura te transforma en prisionero del analfabetismo y hasta sufrirás por eso.

La lectura y la educación

Desde que somos pequeños debemos ser educados en el amor a los libros y la lectura, ya que ésta será nuestro primer escalón de una larga escalera que nos lleva hacia nuestra formación integral. Saber leer lo logramos rápido, en los primeros años en la escuela, pero entender lo que leemos es harina de otro costal y es lo mas vital del asunto.

 
Saber leer no es lo mismo que entender lo que se lee 1
  • Si no comprendemos lo que está escrito antes nuestros ojos estaremos navegando en tinieblas. Ante nuestros ojos desfilarán sin nosotros saberlo las mejores oportunidades de triunfo tanto en lo personal, social, laboral como económico.
  • Cualquier país que quiera sobresalir por sus logros, debe en primer orden eliminar el flagelo del analfabetismo en la sociedad y la primera tarea a cumplir para lograr esto es enseñar a leer a todos sus habitantes.
  • Es muy desalentador ver en muchos países que bares, casinos, hoteles y otros centros de diversión sobrepasan en cantidad y calidad a escuelas, bibliotecas y universidades.
  • Para llegar a entender lo que leemos se debe leer y leer y paralelamente consultar diccionarios cada vez que no entendamos algo.
  • La costumbre de leer desde edades tempranas te convertirá en una persona cada día mas culta e instruida y te desarrollarás integralmente desde todos los aspectos del intelecto.
  • Y no crean que escribo sólo para aquellos con bajo nivel de instrucción. Cualquier profesional por muchos títulos y escuelas que tenga, puede estar en el caso de que sepa leer pero no comprenda qué lee.
  • El problema se hace tan crítico que tenemos un grupo de personas adultas que terminaron la escuela hace algunos años ya y que desde ese entonces a la fecha sólo han leído el diario ocasionalmente o algún anuncio en la calle o en la tele, es decir que han perdido totalmente el hábito de leer.
  • Por supuesto a éstas les es casi imposible entender gran parte de lo que leen a tal punto que ni con imágenes y videos de apoyo logran comprender el mensaje.
 
Saber leer no es lo mismo que entender lo que se lee 2
 

Los métodos de tele enseñanza exigen del estudiante un mínimo de nivel de entendimiento, comprensión, aprendizaje, trabajo con medios audiovisuales y resumir lecturas y conferencias en CD y DVD. 

  • En ocasiones ocurre que profesionales graduados de prestigiosas escuelas se ven imposibilitados de continuar estudios de maestrías y doctorados, precisamente por no saber dilucidar correctamente el mensaje escondido detrás de las letras de un texto.
  • ¿De qué te vale entonces el título? No te sirve más que como un bonito marco con el diploma colgado en la pared.
  • Resumiendo, leer significa más que interpretar símbolos y pronunciar palabras, sobre todas las cosas un ejercicio de raciocinio. Cuando leemos estamos organizando y procesando una cadena de símbolos que generan palabras y éstas a su vez engendran ideas que después se convierten en un mensaje.
  • Todo este proceso ocurre en nuestro cerebro de manera natural pero se puede mejorar con entrenamiento. Y este entrenamiento no es otro que leer, mientras más leamos más natural se hará el proceso de entendimiento de lo que se encuentra escrito.
  • El entendimiento a que se llega mientras se lee proviene de la práctica acopiada con el tiempo. Éstas interactúan de forma automática con los símbolos que aparecen en los textos en forma de letras y palabras para brindarnos un mensaje. Así que no digas más ¨Ya sé leer¨ sino ¨Ya entiendo lo que leo¨.
Publicado el Deja un comentario

Recomendaciones útiles para aprender otro idioma

Recomendaciones útiles para aprender otro idioma 3

Aprender otro idioma parece más difícil de lo que en realidad es.

  • El español es una de de las lenguas que más personas hablan en nuestro planeta.
  • En Sudamérica, excepto en unos pocos países, en los demás se habla esta lengua.
  • Es interesante el hecho de que en algunas naciones, sus habitantes dominan varias lenguas y las aprenden con mucha facilidad.

  • Estos países por lo general son estados pequeños y colindan con naciones donde se habla otro idioma.
  • Holanda y Bélgica son dos ejemplos de estos países y el hecho de que con solo 2 o 3 horas de viaje en auto desde cualquier lugar de sus geografías ya estés en territorio donde no se hable tu lengua natal, resulta un motivo más que suficiente para decidirse a aprender ese idioma extranjero.

Aquí caemos en el primer elemento importante para el aprendizaje: ¨la motivación¨.

Los motivos para aprender una lengua foránea son disímiles, puede ser porque emigraste a ese país donde se habla otro idioma, porque vas a estudiar a éste, por razones de trabajo, o simplemente motivado por el hecho de que vas de vacaciones y te interesa comunicarte plenamente con los habitantes autóctonos del lugar.
En cualquiera de los casos anteriores no avanzarás en tu empeño sino dominas los 5 aspectos siguientes:
  • Leer: Te hará falta una persona natural de ese país o un instructor capacitado para aprender los elementos básicos de la lectura.
  • En este paso recordarás tu infancia cuando te enseñaron a leer las primeras sílabas.
  • En esta parte del aprendizaje solo te debes preocupar por saber identificar los caracteres de ese idioma y la representación gráfica de los nuevos sonidos de las sílabas que aprendas, de manera que puedas escribirlos cuando los oigas y pronunciarlos cuando los veas.
  • Continuar leyendo: En esta fase se supone que ya tienes los conocimientos básicos para leer.
  • Pues a leer entonces, y mientras más, mejor.
  • A medida de que lees notarás como se amplía tu vocabulario, lo que te permitirá comunicarte más fluídamente en la misma medida que vayas leyendo más y más.
  • Leer los anuncios, carteles, vallas, letreros que encuentras a tu paso.
  • Conducto auditivo: Debes percibir esa armonía y cadencia natural que caracteriza a cada lengua y se nota en la entonación característica de los habitantes nativos que la hablan.
  • Ese ritmo intrínseco de cada idioma es el que causa que cuando leemos algo con errores gramaticales desentone.
  • Presta atención a quienes conversan en ese idioma y trata de repetir mentalmente los diálogos o frases que utilizaron.
  • Oye bastante música del país, esta te ayudará a sintonizar más los sonidos y perfeccionar tu pronunciación.
  • Conducto visual: Aprende a leer no sólo mirando carteles, mensajes impresos, publicaciones, etc.
  • Si no que debes saber interpretar de forma correcta el lenguaje corporal.
  • Los gestos, ademanes, la entonación y las expresiones del rostro de tu interlocutor llevan mensajes ocultos.
  • Investigaciones realizadas dan fe de que el 80 % de toda la comunicación entre las personas se realiza mediante gestos, complementando los mismos con vocablos y frases.
  • Conducto de la escritura: La práctica de la escritura te será muy útil para acomodar tus ideas, repasar la conjugación de los verbos y la construcción de frases y oraciones, aspecto que es vital para llevar a cabo el siguiente y ultimo conducto, el oral.
  • Conducto oral: Se trata del habla propiamente dicho, la meta final para la que hemos estado trabajando y donde se combinan todos los 4 elementos anteriormente descritos. Aquí te puedo recomendar que no tengas temor ni vergüenza de equivocarte por las deficiencias en la pronunciación y el mal uso de los verbos. Recuerda que para dominar tu propia lengua natal te pasó lo mismo cuando niño, y con el tiempo y la práctica lograste su total dominio. No trates de alcanzar la perfección en una lengua extranjera sin antes cerciorarte de que tan bien conoces la tuya. Grábate y observarás tus propias deficiencias hablando tu lengua natal.

Herramientas útiles

  • Diccionarios: Usa si te es posible diccionarios con ilustraciones de los utilizados para la enseñanza de niños. La forma didáctica que tiene de explicar los significados te ayudará a dominar los contenidos más rápidamente.
  • DVDs: Herramienta muy poderosa en el aprendizaje de idiomas. Actualmente la más popular en el aprendizaje y estudio de lenguas extranjeras. Evita usar el subtitulaje en tu propia lengua.
  • Herramientas Online: La Internet está plagada de utilidades para el aprendizaje de idiomas, entre todas ellas te recomendamos las aplicaciones de Podcast, que son esencialmente emisiones de radio para descargar y estudiar posteriormente con tu MP3 Player.
  • También te recomendamos los diccionarios en línea como herramienta importante.

Publicado el Deja un comentario

Cómo saber si el estudiante copia

como saber si el estudiante copia
Cada vez más se puede ver en los estudiantes la falta de preparación para encarar trabajos y la costumbre nada sana de copiar desde internet para realizar trabajos como monografías.
  • Los docentes muchas veces no tienen las herramientas para controlar adecuadamente esta práctica deshonesta en el estudiantado. Sin embargo existen herramientas en internet que pueden servir para controlar y saber si un estudiante copia un texto.

Online Coding Courses for Kids

  • El sitio web copyscape.com ofrece esta herramienta en la que el docente puede saber si el texto ha sido copiado desde internet. Para ello se debe tener el texto digitalizado y simplemente copiarlo y pegarlo en una caja provista por copyscape y darle click en “text search” (buscar texto).
  • Allí aparecerán o no resultados que el docente puede verificar para ver de dónde se ha copiado y qué tanto se lo ha hecho. Este sistema es pago por lo que sería adecuado que una institución de enseñanza se haga cargo de estos costos que son relativamente muy bajos.
Cómo saber si el estudiante copia 4
Con ello se podrá controlar más y mejor estas prácticas fraudulentas y mejorar la calidad de la educación en base a una más confiable y estricta exigencia.