Publicado el 1 comentario

Técnicas de estudio

Enfrentar exámenes

¿Deseas rendir bien? Desarrolla tus técnicas de estudio.

Cuando nos encontramos en instancias de exámenes es importante tener buenas técnicas de estudio que nos ayude a conseguir los mejores resultados. En una primera instancia es probable que nos abrume la cantidad de contenidos y no sepamos cómo comenzar; ese el momento para acudir a una efectiva forma de comprender, asimilar y transmitir los conocimientos.

Antes de todo te recomendamos un método de lectura excelente: míralo aquí.

Primeros consejos para planificar técnicas de estudio.

  • 1. Primeramente deberás reunir y ordenar todo el material de estudio. Generalmente encontrarás el orden de los contenidos a respetar en el programa pero si no es así puedes a acudir a tu profesor o a algún compañero que ya tenga esa misma materia rendida que te oriente en el tema. Cuando hayas realizado esta tarea podrás comenzar a estudiar. La desorganización de los conocimientos dificulta la rápida asimilación y lleva a la confusión y al olvido.
  • 2. Desarrolla un cronograma de estudio que pueda adaptarse a los imprevistos que surjan antes del examen.
  • 3. Distingue los puntos más dificultosos de la asignatura que tengas que estudiar. A esos contenidos deberás dedicarle más tiempo de estudio y concentración.
  • 4. Cuando empieces a estudiar descubrirás cuál es tu ritmo personal de estudio. Por ejemplo quizá te resulte más eficaz dedicarte a los puntos difíciles del programa en los momentos en los que alcances mayor concentración.
  • 5. Sé razonable y evalúa tu capacidad de entendimiento y memorización.
  • 6. Organízate para dejar los contenidos más fáciles para cuando estés terminando de estudiar.
  • 7. Trata de memorizar la información comprendiéndola.

El método de estudio

Técnicas de estudio 1

El sistema de estudio que proponemos consta de siete pasos a tener en cuenta:

  • 1- Prelectura: Es la primera mirada que realizamos al texto para desarrollar una idea general del mismo. Debes prestarle especial atención a los títulos.
  • 2- La lectura comprensiva: Radica en leer el tema en su totalidad. Buscarás los conceptos que ignores en el diccionario.
  • 3- Tus notas en los márgenes: Cuando realices tus lecturas escribe en los márgenes las ideas más relevantes del texto en el que trabajes.
  • 4- El subrayado o el remarcado: En tus lecturas es bueno que vayas remarcando los contenidos más importantes del escrito que debas estudiar. Puedes hacerlo por medio del subrayado o con un marcador o resaltador.
  • 5- La representación gráfica de los contenidos o esquematización: Trata de formular por medio de gráficos las diversas ideas de un tema. Debes respetar la jerarquía de los contenidos.
  • 6- Síntesis o resumen: Consiste en extraer de un texto todo aquello que debes aprender. Ten en cuenta lo resaltado y subrayado y reescríbelo para después memorizarlo.
  • 7- Memorizar: Es grabar en la memoria de largo plazo los conceptos e ideas relevantes de la materia para después recordarlos en el momento de la evaluación.

Aplica estas sencillas técnicas de estudio y verás cómo mejora tu rendimiento.

Publicado el Deja un comentario

Alimentación en tiempo de exámenes

estudios en universidad

El peso de nuestro cerebro constituye solo de un 2 a un 3 % de nuestro peso total, pero curiosamente, su consumo energético es extremadamente alto comparado con otros órganos del cuerpo.

Baste decir que el 20 % de todas las energías que suministran los alimentos a nuestro organismo las consume nuestra materia gris.

Alimentación recomendada para estudiar

  • Con un aporte suficiente al cerebro de hidratos de carbono, específicamente de glucosa, nuestra mente trabajará a plena capacidad sin necesidad de acudir a las fuentes proteínicas o los lípidos para extraer las energías necesarias para su correcto funcionamiento.
  • En tiempo de exámenes exigimos más a nuestro cerebro y por consiguiente los requerimientos energéticos de este se incrementan. Es por esta razón que en la temporada de exámenes sentimos esa hambre atroz que nos impide parar de comer, y que erróneamente achacamos a los nervios y al estrés. Pero hay que tener mucho cuidado en esta situación con lo que se come, ya que aumentar exageradamente el consumo de alimentos de alto contenido calórico puede causarnos trastornos digestivos, que lejos de ayudar, serían un estorbo para el normal desenvolvimiento de nuestras sesiones de estudio.
  • En período de exámenes, los alimentos mas recomendables para consumir son aquellos ricos en vitamina B y E, que contengan sales minerales de magnesio, potasio y zinc y otros minerales llamados oligoelementos como el litio, selenio, silicio y cromo. No por gusto hemos mencionado estos minerales, ellos están estrechamente vinculados con nuestro poder de concentración, la retentiva y el rendimiento mental integral. Inclusive en algunos casos pueden intervenir en la mejora de los estados anímicos.
  • Aunque la comida no es la fórmula mágica para obtener buenas calificaciones en los exámenes, si puede influir en gran medida en la obtención de mejores resultados académicos a causa de lo anteriormente explicado. Estudiar y comer bien son dos actividades que se complementan mutuamente.

Así que sin más te dejo con algunos buenos consejos de cómo apoyar nuestros estudios con una alimentación adecuada:

  • Desayuna fuerte, esta comida te ayudará a enfrentar todas las actividades por venir, bien preparado y con el cerebro a plena capacidad para enfrentar nuevos retos académicos.
  • Aléjate de la comida chatarra, no suplantes un buen almuerzo balanceado por alguna hamburguesa o pizza que poco te aportará en esta etapa.
  • En lugar de sodas y otras bebidas con gas carbónico, toma jugos de frutas e infusiones.
  • Come menos. en más ocasiones durante el día, divide la dieta diaria al menos en 5 comidas. Esto además de evitar llenarte demasiado y que pierdas la concentración, eliminará esa sensación de hambre insaciable causada por las altas cargas mentales a que estamos sometiendo el organismo.
  • No abusar de las bebidas que contengan cafeína, son útiles para mantenernos alertas y despiertos, pero en exceso disminuyen la capacidad de concentración, provocan ansiedad, estados nerviosos e insomnio.
  • Puedes tomar una buena taza de chocolate caliente diariamente, esta bebida tiene un alto contenido energético, además el chocolate tiene la propiedad de relajar el cuerpo de las tensiones acumuladas.
  • Estilos de vida sedentaria, el hábito de fumar y el alcohol son factores que disminuyen el rendimiento intelectual, aléjate de estos malas costumbres y lleva una vida sana a base de una alimentación balanceada, la práctica de actividades físicas y dormir las horas necesarias. La mente y el cuerpo te lo agradecerán.
Publicado el Deja un comentario

La elección de la carrera universitaria

estudiar matematicas

En la vida del estudiante, uno de los momentos más importantes ocurre en el tránsito del instituto a las escuelas universitarias con la decisión de la elección de estudios. Nuestra opción puede definir el éxito o el fracaso de una carrera académica y profesional. Por eso, es un momento fundamental en la trayectoria vital de una persona.

  • En primer lugar, hay que poner en la balanza las fortalezas y las debilidades de la opción escogida, así como si tiene alguna relación con nuestras aficiones en la vida diaria.
  • De esta manera, podremos estudiar de una manera más eficiente.
  • Otra buena acción es acudir a los centros donde se imparten los estudios que tenemos en mente. Así, viendo en persona como se desarrolla el aspecto académico se puede decidir en consecuencia.

Los idiomas y la dificultad intrínseca son otras dos variables a tener en cuenta.

Si nuestra meta es alcanzar una ingeniería tenemos claro que el éxito requiere de muchas horas de concentración, estudio y constancia.
  • Y por último, sin duda, lo más importante, las posibles salidas profesionales para nuestra incorporación al mundo laboral.
  • Hay determinados estudios que por su flexibilidad o la alta cualificación necesaria ofrecen muchas más posibilidades de encontrar pronto un trabajo que otros.
  • Con estos pilares básicos, la decisión está en nuestras manos.
  • Si bien, es aconsejable hablar con amigos o familia sobre las posibilidades existentes, la última palabra la debe tener el interesado ya que es un momento vital íntimo y fundamental.
  • En la actualidad, la mayoría de centros universitarios disponen de unidades de información para informar a los alumnos sobre las posibilidades existentes y los requisitos de los distintos estudios.
  • Esto que ayuda a una mejor integración del estudiante en la vida académica y una ayuda para elegir una carrera universitaria.