Publicado el Deja un comentario

Las mejores parrillas para asado a las brasas

asado a las brasas
parrillas para asado a las brasas

Tipos de parrillas para asado a las brasas

Buenas parrillas para asado a las brasas es lo que todo amante del buen sabor debe tener. Las carnes asadas y su ritual de preparación constituyen un lujo para los sentidos. Ver como enciende el fuego y los carbones, escuchar el sonido chirriante de las carnes, sentir el humo penetrante mientras se disfruta del aire libre. Esto es una atracción irresistible para el cocinero y una muy buena forma de agasajar y quedar bien con quién uno quiera.

tipos de parrillas para asado a las brasas

Hay, sin embargo, muchas casas cuyos dueños aún no tienen esta herramienta de disfrute. Para todos ellos y para quien quiera renovarlas a continuación se describen diferentes clases, cualidades particulares y conveniencias de elegir uno u otro modelo de parrilla.

¿Parrilla portable o fija?

Lo primero que habrá que decidir es si queremos ubicar el asador en un sitio fijo o si pretendemos trasladarlo, ya sea para ir variando el lugar donde realizar las cocciones o bien, para poder guardarla al terminar su uso. Dentro del conjunto de asadores variables encontramos dos modelos básicos:
  • De tambor: las parrillas construídas con esos grandes tambores de aceite industrial o combustibles poseen una ruedas que le permiten al usuario moverlas a gusto. Su principal ventaja es la forma particular que posee (con tapa o dividida a la mitad). Esto le otorga una funcionalidad símil horno pues, al cerrarla, se mantiene el calor en el interior. Con esto se logra reducir los tiempos de cocción de manera significativa.
  • De hierro: estos modelos generalmente no se apoyan sobre ruedas pero gracias a su bajo peso permiten trasladarla sin realizar un gran esfuerzo. No tienen una gran sofisticación sino que más bien se conforman con algunos fierros soldados y una base donde se derraman las brasas. Su principal ventaja puede ser simplemente el bajo costo de las mismas.

Si uno posee un espacio importante en la casa donde pueda construir o fijar una parrilla más grande que las anteriores tendrá que elegir, pues, entre los siguientes modelos.

Modelos de parrillas para asado a las brasas

  • Premoldeadas: Estas parrillas variables de tamaño están hechas de cemento y suelen encontrarse en negocios que vendan artículos para el hogar. Pueden adjuntar un fogonero, para no hacer el fuego bajo la parrilla, y no resultan muy costosas. Si bien los diseños varían según el fabricante, suelen mantener una configuración estándar. Dentro de las fijas son las de menor valor.
  • Revestidas: hechas de losa y revestidas a gusto del comprador constituye un punto intermedio de calidad de parrilla. Son durables, se pueden diseñar siguiendo la estética propia del patio o jardín y contienen una chimenea –variable en altura- que elimina el humo denso que desprende el fuego inicial.
  • De mampostería: aquí llegamos al punto máximo de calidad. Es el glamour de todo cocinero. Hechas a medida y con los materiales elegidos por el comprador, se puede diseñar tanto su forma como los accesorios que se deseen adjuntarle (fogonero, mesa de corte, tipo de estructura metálica). Todas estas ventajas se ven eclipsadas por el alto costo de las mismas, pero si eso no constituye un problema para el comprador, pues, no hay otra mejor. El asador.
Ahora bien, la carne –o las verduras- no habrán de ser cocidas ni sobre el revestimiento, ni sobre el tambor, sino que se cosen sobre una estructura metálica que recibe el nombre de asador. Dicho instrumento constituye en sí mismo la clave para el buen sabor. Existen dos grandes tipos de asadores:
  • Asadores en forma de V: si bien estas estructuras permiten que las grasas desprendidas de la carne no se viertan sobre las brasas, evitando así que se apaguen y alargando la duración de las mismas, tienen la desventaja de que le reducen a la carne el espacio de exposición al calor. Dicho defecto (por así llamarlo) alargará el tiempo de cocción y reducirá la absorción de los sabores provenientes del humo de la leña.
  • Asadores cilíndricos: construídos con tiras cilíndricas de metal estos asadores no evitan el derramamiento de las grasas sobre las brasas. Esta aparente desventaja constituye su atributo mayor dado que al entrar en contacto con el calor la grasa emite un humo que irá regando de aroma a las carnes. Esto da como resultado una mayor riqueza de sabor.
Sólo queda, pues, evaluar la situación personal, los espacios y la capacidad de compra para elegir la parrilla que más convenga.
Publicado el Deja un comentario

Los diseños en patchwork

patchwork

Técnica de costura que puede aplicarse a diferentes elementos de la casa es la denominada Patchwork.

  • Consiste en la unión de diversos retazos o parches de tela creando distintas figuras o diseños. Los trozos pueden ser todos de la misma textura o combinar diferentes géneros como el algodón, lino o seda, dependiendo de las preferencias.
  • Resulta muy útil cuando en casa hay disponibles pequeñas partes de tela y no se cuenta con grandes piezas.
  • De hecho es una gran herramienta para momentos de necesidad (se cree que surgió en épocas en las que había poca oferta de géneros en la antigüedad). Se han hallado trabajos en patchwork en objetos del Antiguo Egipto y en accesorios en la región de Siberia que datan del siglo V, entre otros.
  • Mediante este método se pueden confeccionar fundas de almohadones, colchas, cubrecamas, bolsos, manoplas, manteles, delantales y accesorios decorativos para el hogar en general.
  • No se trata de un trabajo complicado, sino de contar con un poco de tiempo e imaginación para poder combinar los colores y diseños, con telas lisas, floreadas, a cuadros, etcétera.
  • Sí es necesario tener prolijidad e ir paso a paso, ya que las costuras deber ser parejas, con bordes que coincidan, y se debe pasar la plancha cuando se añade cada nueva pieza. Suele colocarse por debajo una lámina de guata (como relleno), la cual puede ser de poliéster, algodón o lana.
  • Los materiales apropiados para una buena labor incluyen las bases de corte (para recortar las piezas) tijera, alfileres, reglas, hilos de diferentes colores, plancha, dedales, y si se desea máquina de coser.
  • Dentro de la técnica del patchwork pueden encontrarse diferentes variantes, según la cantidad de telas utilizadas y el tipo de diseño, ya que pueden unirse las piezas con formas simples como cuadrados o rectángulos, o también optarse por crear originales diseños con figuras curvas o irregulares, representando incluso formas de animales, paisajes y letras.
  • En la técnica denominada “crazy” se incluyen piezas accesorias como por ejemplo, botones.
En España, en la zona de La Rioja se ha extendido este método, aplicándose a múltiples accesorios decorativos y ha tomado gran popularidad.
Publicado el Deja un comentario

Cómo usar correctamente los vinos en la mesa

vinos en la mesa

Para nadie es un secreto que los vinos son el acompañamiento ideal de nuestras comidas. No es nada sencillo lograr la combinación perfecta de vinos y platos en una mesa, el maridaje de estos debe contemplar aspectos tales como la acidez, el dulzor y composición.

  • El maridaje no es más que la complementación de cada plato con el vino más adecuado y aunque existen algunas normas establecidas en cuanto a esto en la actualidad se han flexibilizado un tanto y se permite más libertados de acuerdo al gusto de cada cual.
  • Este cambio de los últimos años en las reglas del maridaje obedece a la evolución que han experimentado vinos y comidas; ahora se permite más jugar con la mezcla de diferentes sabores.
  • Ya no hace falta necesariamente guiarse por los patrones tradicionales como el de que el vino tinto complementa las carnes rojas y que el blanco es para el pescado, lo que si no debemos violar es el concepto de que el vino nunca debe opacar el sabor del plato y lo contrario, el plato no debe tapar el sabor del vino.
  • La fortaleza del sabor lo mismo en los vinos como en las comidas es un factor clave a tener en cuenta, por ejemplo, los platos bien condimentados con sabores acentuados como los de la cocina latinoamericana y asiática se complementan con vinos muy aromáticos y de sabores fuertes.
  • También se deben tener presentes otras características de los sabores como el dulzor, la acidez y el punto de sal.
  • Para explicarlo mejor observe que si tenemos un plato con un pronunciado sabor a ingredientes cítricos, el vino que debe complementarlo debería tener de un alto nivel de acidez de forma que se equiparen los sabores.
De todas maneras, para los amantes de lo tradicional aquí les dejo las normas convencionales sobre vinos en la mesa:
  • Vinos tintos jóvenes y ligeros: Ideales para asados de cordero, recetas de ternera, aves, pastas, paella, huevos fritos, embutidos, sopas de carne y verduras.
  • Vinos tintos de cuerpo: Para guisos y estofados, carne de buey y otros platos elaborados con el producto de la cacería, quesos de sabor fuerte o fermentado y legumbres.
  • Vinos blancos ligeros: Para la langosta preparada a la plancha, el langostino, ostras, gambas, cangrejo y otros mariscos comunes.
  • Vinos blancos secos: Complemento para el pescado, calamares, langosta cocida con salsa de mayonesa, chuletas de cordero, caracoles, jamón, sopas de pescado y recetas con huevos.
  • Vinos dulces: Para los postres.
  • Las cavas: Pueden utilizarse con todos los platos.
A pesar de todo lo dicho, recuerda que al referirse a vinos el mejor es el de tu preferencia.