Publicado el Deja un comentario

Mitos de las dietas

abdomen perfecto

Mitos de las dietas que debes conocer

  • No comer carbohidratos puede hacer que bajes de peso rápido
Eso es un mito. Recuerda que lo que te hace bajar de peso es la disminución de calorías. Lo mejor es comer muchas frutas y verduras. Evita los menús de comida rápida y comida chatarra, así como refrescos, ya que contienen una alta cantidad de calorías que puede destruir tu dieta.
  • No hay necesidad de dieta, si no te ves gorda

Lo que determina si tienes sobrepeso o estás bajo de tu peso es tu IMC (Índice de masa corporal). Tú puedes no verte gorda, pero puedes tener exceso de peso cuando se calcula tu IMC.

  • No importa lo que comas mientras realices ejercicios
Para mantenerse sano, debe haber siempre un equilibrio en todo. El resultado del ejercicio se cancelará si todavía no moderas lo que estás comiendo. Los malos hábitos alimenticios pueden conducir a muchas enfermedades y, posteriormente, la muerte.
  • El ejercicio difícil hace perder peso.
Una vez más, este es otro mito. Caminar a paso ligero puede hacer que pierdas peso. Cuando hagas ejercicio, asegúrate de que te gusta.
  • Dolor en los músculos significa que has hecho un buen entrenamiento.
Una vez más, esto no es cierto. La sensación de que los músculos están adoloridos significa que tenías mucho entrenamiento y probablemente comenzaste por el camino equivocado.
  • Los alimentos bajos en grasa o sin grasa pueden hacer que pierdas peso
Las etiquetas de los productos alimenticios no significan que el alimento está libre de calorías. Si quieres perder algo de peso en realidad, debes comprobar la cantidad de calorías que estás tomando.
La mejor manera de perder peso es con una dieta adecuada, sana y con ejercicio. Si deseas despojarte de algunas de esas libras, hazlo de la manera saludable.
Publicado el Deja un comentario

Menopausia y sobrepeso

menopausia

Incidencia de la menopausia en el sobrepeso

La mujer, a lo largo de su vida, sufre de constantes cambios hormonales (Ciclo menstrual, embarazo, menopausia) que debe saber sobrellevar para evitar las consecuencias que de seguro acarrean como el aumento de peso. Específicamente durante la menopausia, el cual es el cambio hormonal, si se quiere, más importante, donde el estrógeno se reduce radicalmente, lo que provoca la pérdida ósea y muscular de manera paulatina.

En realidad no hay que “Echarle la culpa” a la menopausia del aumento repentino de peso. Esta no hace engordar. Sin embargo, lo que causa el aumento de peso es la tendencia de la mujer a disminuir la actividad física en esta época de su vida.
Es esta inactividad la que hace que se retrase el metabolismo, y así, aunque la mujer se alimente igual que antes, comienza a engordar. Lo bueno es que existen algunas pautas que se pueden tomar en cuenta para mantener la figura en este gran cambio hormonal, que ya de por sí es difícil para las mujeres, para que además les deje sobrepeso:
  • Se comienza por comer menos en horas de la noche. Si la menopausia retrasa el metabolismo, durante la noche este es aún más lento. Se recomienda ingerir comidas ligeras lo más temprano posible. No más de las 7 pm.
  • Hacer ejercicios que aceleren el metabolismo como saltar la cuerda, correr, nadar, y hacer ciclismo. Esto por lo menos tres veces por semana en bloques de 5 minutos.
  • Se puede hacer también un programa de pesas ligeras para además reducir la pérdida de hueso y músculo, consecuencias de la menopausia.
  • Mejora el consumo de agua. Ésta hidrata el organismo y ayuda a los órganos a que funcionen mejor, quita el apetito momentáneamente ayudando así a comer menos, elimina las toxinas del cuerpo y lo mejor es que acelera el metabolismo de las grasas, lo que hace perder peso o mantener el peso deseado.
  • La actividad física y la correcta alimentación además, se pueden combinar con un poco de fitoterapia, o consumo de ciertas hierbas que contribuyen a la eliminación de toxinas, grasas y activan el metabolismo como es el é verde, llantén, apio, salvia, entre otros.
  • Unas dos tazas diarias de cualquiera de estas infusiones será suficiente, además de que da pié para invitar amistades y compartir una rica taza.
  • La buena compañía y la alegría también son muy recomendadas.
Publicado el 1 comentario

Jugos naturales para adelgazar

jugos naturales para adelgazar

Adelgaza con jugos naturales

Si se deseas adelgazar, hay que saber que los jugos elaborados con frutas naturales, resultan ser sanos pero no sirven para la dieta porque engordan. Aumentan rápidamente el valor de la azúcar que se encuentra en el organismo.

jugos naturales para adelgazar

Se comprobó que consumir un vaso con jugo de cítricos como naranja, pomelo o limón antes de las comidas, sirve para adelgazar. Al mismo tiempo desintoxica el organismo, produciendo una pérdida del hambre. Esta dieta consiste en consumir solo jugo de frutas durante 3 días. Con esto también se produce una disminución del peso y la reducción de grasas.
Para que la dieta resulte como uno espera, hay que tomar jugo de frutas como, tamarindo, piña y papaya ya que éstas poseen las propiedades que se necesitan para que el organismo elimine las grasas.

Jugos naturales deliciosos y sanos

  • El tamarindo es muy rico en vitamina C, potasio, magnesio, sodio, hierro y calcio.
  • Además posee componentes ácidos como succínicos, hidro-cítricos y tartáricos. Éstos mpiden que las células del organismo produzcan grasas.
  • La piña contiene múltiples amino-ácidos y minerales, fundamentales para obtener una alimentación saludable. Además tiene enzimas proteo- líticas llamadas bríomelina, que funcionan como un anti-inflamatorio y diurético.
  • La piña, estimula el proceso de la digestión y funciona como un remedio excelente para las enfermedades infectocontagiosas de las mucosas. Estas enfermedades afectan las vías respiratorias y digestivas superiores.
  • El jugo de papaya contiene papaina, sustancia muy parecida a la que produce el organismo humano para lograr un mejor aprovechamiento de las proteínas y regular el sistema digestivo.
  • Además brinda calcio, magnesio, vitaminas A y C, hierro, cinc, Carbo-hidratos y beta- carotenos.
  • Al igual que muchas otras frutas que poseen pigmentos color naranja, como ser la zanahoria, que funcionan como alimentos que previenen los malestares que pueden llegar a producir las arrugas en la piel.

Recomendaciones en las dietas

  • Entonces, para hacer la dieta, no hay que consumir nada más ya que estas frutas proporcionan los hidratos de carbono, aminoácidos, vitaminas y fibras que el organismo necesita.
  • Dado que esta dieta no brinda proteínas, no hay que extenderse más de 3 días, dado que eso podría provocar trastornos nerviosos o estados de debilidad corporal.
  • Para no llegar a sufrir malestares, es aconsejable, que durante este período se consuman 2 litros de agua. En lo posible que sea mineralizada para no deshidratarse, además de realizar ejercicios físicos en sesiones rápidas y cortas y consumir alimentos suplementarios que posean vitaminas B y C.
  • Siete días antes de empezar la dieta, es recomendable comenzar a tomar el exprimido de alguna o varias de las frutas destacadas anteriormente, en el momento de la cena.
  • Así se va acostumbrando al sistema digestivo para que no se reciente posteriormente.
  • Desde el primer día de comenzada la dieta, se debe consumir 1 litro del jugo perteneciente a las frutas detalladas, repartidos en 4 proporciones iguales de ¼ litros. Uno a la mañana, otro diluido en ½ litro de agua para tomar durante el almuerzo y lo mismo para la tarde y la cena.
  • Al finalizar la dieta, es recomendable comenzar comiendo alimentos que no sean muy duros, como verduras, pollo cocido, carnes azadas y nada de grasas, para que el sistema digestivo no realice esfuerzos indebidos.
  • Tratar de seguir consumiendo los jugos de aquellas frutas durante un tiempo, dado que de esta manera, de a poco el organismo se irá adaptando para volver a funcionar normalmente.
  • Para poder mantener el estado logrado, es necesario eliminar las harinas refinadas, los dulces, el alcohol, las carnes con demasiadas grasas, evitar los productos lácteos y realizar ejercicios físicos.
  • Si se desea volver a realizar la dieta, hacerla luego de 3 meses de haberla terminado.