Publicado el Deja un comentario

Formas adecuadas para rendir un examen con éxito

escuela de idiomas

Cómo rendir con éxito un examen

Al momento de estudiar, se realiza un gran esfuerzo por aprender, por alcanzar los objetivos deseados, pero vemos que no aprendemos nada, es por que hay algo que está fallando. Esto puede deberse a que no se está descansando bien, no se alimenta correctamente, sufre de distracciones constantes, tiene poco interés por la materia que se estudia, la falta de constancia, entre otras cuestiones.

Para que esas horas que le dedicas al estudio te rindan es necesario que:

  • Te ubiques en un lugar donde te sientas cómodo, relajado, donde nadie pueda molestarte y distraerte.
  • En lo posible que sea un espacio silencioso;
  • trata de que la luz sea la adecuada, combinando la natural con la artificial, que te permita una lectura eficaz.
  • Las bibliotecas son espacios donde muchos van a estudiar pero puedes distraerte fácilmente con las personas que están cerca, las que entran o salen, por eso hay que tener conciencia de esto y tenerlo en cuenta al momento de escoger un lugar apropiado, lo mejor es encerrarte a estudiar en tu habitación, allí nadie podrá entrar y desconcentrarte.
  • Se considera que, poner música barroca instrumental de fondo mientras se estudia favorece la concentración, dado que este estilo relaja la mente, pero debe colocarse a un volumen muy bajo, apenas audible, que no genere demasiada distracción.
  • Cuando encuentres el espacio apropiado para esta tarea, busca tus apuntes y ordénalos de acuerdo a los contenidos del programa para ir siguiendo un orden y no mezclar conceptos ni olvidarte de ninguno.
  • Una vez que logres esto y empieces a estudiar para el examen debes saber que, lo mejor no es memorizar sino comprender lo que se esta leyendo, de esta manera obtendrás mejores rendimientos.
  • Para lograr esto debes realizar una pre-lectura conciente de todo el texto y sacar ideas generales, que las irás registrando en una hoja según el tema.
  • Mientras lees es muy efectivo ir subrayando lo que consideres más importante. Luego problematizarlas, buscar los por qué, comparar con otros autores que hablen del mismo tema, e ir uniendo conceptos, ideas y con todo esto armar un resumen, de esta manera comprenderás mejor el contenido del texto y obtendrás más herramientas al momento de realizar el examen, fundamentando tus respuestas de manera reflexiva.

Luego de hacer esto con todos los contenidos a estudiar, sin volver a los apuntes trata de recordar qué aprendiste sobre cada uno. Después vuelve a tus apuntes para corroborar si tus ideas son correctas, qué dudas surgieron, de qué te olvidaste, qué pudiste recordar, si algo no te quedo claro vuelve a leerlo tratando de sacarte las dudas. Pero siempre ten en cuenta el no tratar de memorizarlo sino de comprenderlo, una vez que logres esto las respuestas surgirán solas.

Publicado el Deja un comentario

Consejos para lograr un mayor rendimiento en los estudios

estudiar

Aumenta tu rendimiento en los estudios

  • No es aconsejable esperar a que esté cerca un examen para estudiar, ni querer exigirle a nuestro cerebro que rinda al máximo.
  • Muchos factores influyen de manera positiva en el buen funcionamiento de la memoria, prestar una debida atención, estar concentrado e interesado en el estudio, repasar la materia habitualmente sin esperar a que se acumule demasiado contenido y tomar nota ó hacer resumen.
  • A pesar de que algunas materias suelen ser más difíciles de memorizar, puedes entrenar y fortalecer tu memoria de diversas formas.
  • Practica deportes o realiza ejercicios físicos, recuerda aquello de mente sana en cuerpo sano, de esa forma el cerebro se oxigena eficazmente.
  • Escuchar música, sobre todo los clásicos, favorece la función cerebral y eleva la capacidad de concentrarse y memorizar, además desarrolla una agudeza visual y auditiva.
  • Toma nota frecuentemente, esto te permite fijar las ideas, luego revísalas con frecuencia para que queden registradas definitivamente en la memoria.
  • Aclara todas las dudas que puedas tener, debes haber comprendido muy bien lo estudiado para poder memorizarlo.
  • Asocia el concepto con alguna imagen, de esta manera lo recordarás cómodamente.
  • Si es mucha la materia a estudiar o muy específica, apóyate en alguno de los trucos que te ayudan a memorizar.
  • Otro aspecto a tener en cuenta en época de exámenes es el estrés y la ansiedad que genera este período para muchos estudiantes, generalmente en los días precedentes nos sentimos agobiados debido a la presión de la familia, el tiempo, las altas temperaturas, entre otros factores, los cuales atentan seriamente contra la capacidad de concentrarse.
Cuando una persona está ansiosa no duerme las horas requeridas y eso lo hace sentir agotado. No todos reaccionamos de la misma manera, pero al menos una cuarta parte de los estudiantes sufren de estados de ansiedad en esta época. No existe un procedimiento milagroso que te diga cómo rendir más mientras estudias, pero puedes tener en cuenta algunos consejos que pueden favorecer la concentración:
  • Elige una estancia que tenga buena ventilación e iluminación.
  • Elimina cualquier objeto que distraiga tu atención
  • Trata de aislarte de los ruidos del exterior, recuerda que escuchar música clásica es muy favorable tanto para la concentración como para memorizar.
  • La exposición a altas temperaturas no permite que te concentres. Estudia temprano en la mañana o en horario nocturno cuando la temperatura es más fresca.
  • Aliméntate adecuadamente y trata de consumir una dieta balanceada.
  • Mantén tu cuerpo hidratado, bebe al menos 8 vasos de agua diariamente.
  • Prepara un plan de estudios donde además planifiques las horas que dedicarás a realizar algún ejercicio físico ó simplemente dar un paseo.
  • Evita sentirte presionado con el tiempo de estudio, esta situación aumenta la posibilidad de alterar tu estado emocional.
  • Las horas que dediques al estudio deben tener intervalos de descanso, se recomienda recesar diez minutos después de cada hora que hayas estado estudiando.
  • Solicita la cooperación familiar para que tus horarios sean respetados.
Publicado el Deja un comentario

Trucos para facilitar el estudio de temas extensos

Muchas veces nos toca enfrentarnos al estudio de alguna materia muy extensa que incluye varios temas y mucho material bibliográfico. Esto puede generar algo de temor y ansiedad.

Lo primero es hacer una planificación estratégica donde tengas en cuenta los siguientes aspectos:
  • Crea una especie de guía donde incluyas las temáticas más importantes y que pueden ser objetivos de examen.
  • Ten a mano todo el material bibliográfico concerniente a estas temáticas.
  • Prepara un resumen y de ser necesario apóyate en diagramas.
  • Alterna el estudio individual con el colectivo que te permite intercambiar ideas y criterios.
  • Realiza grabaciones de los temas y escúchalas.
  • Simula estar realizando el examen
  • Planifica debidamente el tiempo que dedicarás a estudiar estas materias largas, si no estudiaste regularmente durante el curso, el tiempo que debes dedicar para estudiar antes de un examen será mayor.

Todos estos consejos debes realizarlos con la debida concentración por eso te recomendamos:

  • No estudies si tienes sueño o te sientes cansado, esto interferirá en tu concentración, es aconsejable tomar un descanso antes de estudiar.
  • Aleja de ti cualquier estímulo que pueda distraerte, ruidos ambientales, equipos electrodomésticos o cualquier otra cosa que llame tu atención.
  • Si tienes alguna otra preocupación, intenta tomarte un tiempo para que te despejes antes de estudiar.
  • Con anticipación diseña un plan de estudios que no te parezca monótono.
  • Acondiciona agradablemente la habitación donde vayas a estudiar y escucha alguna música agradable.
  • Ten a mano y de forma organizada todo lo que puedas necesitar para el estudio.
  • Planifica el plan de estudio por etapas para que no te sientas sobrecargado.
  • No te esfuerces estudiando muchas horas seguidas, te agotarás con mayor facilidad y perderás concentración.
  • Tomate unos minutos de descanso después de cada hora de estudios.
Para evitar un maratón estresante cuando se acerque el período de exámenes, es importante haber tenido constancia durante el año en el estudio de las materias, haber tomado nota de los aspectos más relevantes, haber dedicado un tiempo a consultar la bibliografía relacionada con la asignatura en cuestión, aclarar en su momento las dudas que puedan surgirte e intercambiar criterios con otros estudiantes y profesores.