Publicado el 1 comentario

Técnicas de estudio

Enfrentar exámenes

¿Deseas rendir bien? Desarrolla tus técnicas de estudio.

Cuando nos encontramos en instancias de exámenes es importante tener buenas técnicas de estudio que nos ayude a conseguir los mejores resultados. En una primera instancia es probable que nos abrume la cantidad de contenidos y no sepamos cómo comenzar; ese el momento para acudir a una efectiva forma de comprender, asimilar y transmitir los conocimientos.

Antes de todo te recomendamos un método de lectura excelente: míralo aquí.

Primeros consejos para planificar técnicas de estudio.

  • 1. Primeramente deberás reunir y ordenar todo el material de estudio. Generalmente encontrarás el orden de los contenidos a respetar en el programa pero si no es así puedes a acudir a tu profesor o a algún compañero que ya tenga esa misma materia rendida que te oriente en el tema. Cuando hayas realizado esta tarea podrás comenzar a estudiar. La desorganización de los conocimientos dificulta la rápida asimilación y lleva a la confusión y al olvido.
  • 2. Desarrolla un cronograma de estudio que pueda adaptarse a los imprevistos que surjan antes del examen.
  • 3. Distingue los puntos más dificultosos de la asignatura que tengas que estudiar. A esos contenidos deberás dedicarle más tiempo de estudio y concentración.
  • 4. Cuando empieces a estudiar descubrirás cuál es tu ritmo personal de estudio. Por ejemplo quizá te resulte más eficaz dedicarte a los puntos difíciles del programa en los momentos en los que alcances mayor concentración.
  • 5. Sé razonable y evalúa tu capacidad de entendimiento y memorización.
  • 6. Organízate para dejar los contenidos más fáciles para cuando estés terminando de estudiar.
  • 7. Trata de memorizar la información comprendiéndola.

El método de estudio

Técnicas de estudio 1

El sistema de estudio que proponemos consta de siete pasos a tener en cuenta:

  • 1- Prelectura: Es la primera mirada que realizamos al texto para desarrollar una idea general del mismo. Debes prestarle especial atención a los títulos.
  • 2- La lectura comprensiva: Radica en leer el tema en su totalidad. Buscarás los conceptos que ignores en el diccionario.
  • 3- Tus notas en los márgenes: Cuando realices tus lecturas escribe en los márgenes las ideas más relevantes del texto en el que trabajes.
  • 4- El subrayado o el remarcado: En tus lecturas es bueno que vayas remarcando los contenidos más importantes del escrito que debas estudiar. Puedes hacerlo por medio del subrayado o con un marcador o resaltador.
  • 5- La representación gráfica de los contenidos o esquematización: Trata de formular por medio de gráficos las diversas ideas de un tema. Debes respetar la jerarquía de los contenidos.
  • 6- Síntesis o resumen: Consiste en extraer de un texto todo aquello que debes aprender. Ten en cuenta lo resaltado y subrayado y reescríbelo para después memorizarlo.
  • 7- Memorizar: Es grabar en la memoria de largo plazo los conceptos e ideas relevantes de la materia para después recordarlos en el momento de la evaluación.

Aplica estas sencillas técnicas de estudio y verás cómo mejora tu rendimiento.

Publicado el Deja un comentario

Las etapas de un buen plan de estudio

estudio

Organizar y planificar adecuadamente tanto el tiempo que dedicas al estudio, como el material docente que utilizarás, te va a posibilitar aprovechar más óptimamente las horas que dediques a esta actividad.

Para todo estudiante resulta esencial conocer los elementos que intervienen en este proceso, que incluyen diferentes factores que van desde el tiempo que dedicarás a estudiar hasta la propia capacidad de aprendizaje que se tenga.
  • Toda planificación que realices debe incluir la preparación a largo plazo, que abarca todo el período enmarcado entre el inicio de las sesiones de estudio y los exámenes.
  • Esta programación del tiempo de estudio debe incluir la organización del estudio, pero también del repaso.
  • Este último no debe relegarse a segundo plano y debe dedicársele el tiempo suficiente debido a la importancia que reviste en el proceso de memorización de los materiales estudiados.
  • Es aconsejable que cualquier plan de estudio que te traces quede plasmado por escrito, lo que te permitirá ir controlando las etapas que has vencido.

También conocer las distintas fases que caracterizan las sesiones de estudio que son las siguientes:

  • Lectura
  • Subrayado
  • Esquema
  • Resumen
  • Repaso

La lectura

  • La lectura se divide en dos momentos, la prelectura y la lectura comprensiva.
  • El fin de la primera es que te familiarices con los contenidos que vas a estudiar y de que en tu memoria queden grabados los temas que serán objeto de tu estudio.
  • La lectura comprensiva exige una mayor atención y concentración, ya que en esta parte del proceso irás identificando las palabras y secciones que utilizarás en las etapas de estudio siguientes.

Subrayado

  • Etapa que se caracteriza por que es necesario utilizar varios procesos de conocimiento como categorizar, conceptualizar y analizar.
  • A menudo por la complejidad del material que se estudia no resulta sencillo subrayar los conceptos de mayor relevancia y saber diferenciar las ideas principales de las secundarias, por lo que se aconseja nunca hacer el subrayado desde la primera lectura.

Esquema

  • En este proceso la característica más importante es la síntesis, llevar lo subrayado a un esquema funcional que te permita visualizar sencillamente la estructura del temario que debes aprender. El esquema debe incluir además de los temas principales y secundarios determinados en el subrayado, las relaciones entre estos.

Resumen

  • En esta fase se realiza una breve explicación de los temas principales y secundarios que anteriormente has determinado, por lo que exigirá de ti una amplia reflexión para poder plasmar lo verdaderamente esencial de cada tema. Esta etapa del estudio te ayudará también a enfrentarte a exámenes que exijan desarrollar algún tema específico.

Repaso

  • Esta es la fase que asegura que la mayor parte de todo lo que has estudiado quede grabado en tu cerebro.
  • Es el momento para comprobar cuanto hemos memorizado hasta el momento y si necesitamos estudiar mas.
  • Es aconsejable que diariamente le dediques el tiempo necesario a esta actividad, si es posible, antes de las horas de sueño.
  • Con esto aseguras que lo aprendido no sufra distorsiones posteriormente.
  • Conociendo las etapas por las que debes transitar cuando estudias, ya está listo para organizar tu tiempo diario de estudios, siempre tomando en consideración que el descanso es importante para el proceso de aprendizaje, pues de nada vale someter un cuerpo cansado a una sesión de estudios.
Publicado el Deja un comentario

Técnicas de estudio

¿Deseas rendir bien? Desarrolla tu propia técnica de estudio. Cuando nos encontramos en instancias de exámenes es importante tener un buen sistema de estudio que nos ayude a conseguir los mejores resultados.
En una primera instancia es probable que nos abrume la cantidad de contenidos y no sepamos cómo comenzar; ese el momento para acudir a una efectiva forma de comprender, asimilar y transmitir los conocimientos.

Primeros consejos para planificar una buena técnica de estudio.

  •  Primeramente deberás reunir y ordenar todo el material de estudio. Generalmente encontrarás el orden de los contenidos a respetar en el programa pero si no es así puedes a acudir a tu profesor o a algún compañero que ya tenga esa misma materia rendida que te oriente en el tema. Cuando hayas realizado esta tarea podrás comenzar a estudiar. La desorganización de los conocimientos dificulta la rápida asimilación y lleva a la confusión y al olvido.
  • Desarrolla un cronograma de estudio que pueda adaptarse a los imprevistos que surjan antes del examen.
  • Distingue los puntos más dificultosos de la asignatura que tengas que estudiar. A esos contenidos deberás dedicarle más tiempo de estudio y concentración.
  • Cuando empieces a estudiar descubrirás cuál es tu ritmo personal de estudio. Por ejemplo quizá te resulte más eficaz dedicarte a los puntos difíciles del programa en los momentos en los que alcances mayor concentración.
  • Sé razonable y evalúa tu capacidad de entendimiento y memorización.
  • Organízate para dejar los contenidos más fáciles para cuando estés terminando de estudiar.
  • Trata de memorizar la información comprendiéndola.

El método de estudio

El sistema de estudio que proponemos consta de siete pasos a tener en cuenta:
  • Prelectura: Es la primera mirada que realizamos al texto para desarrollar una idea general del mismo. Debes prestarle especial atención a los títulos.
  • La lectura comprensiva: Radica en leer el tema en su totalidad. Buscarás los conceptos que ignores en el diccionario.
  • Tus notas en los márgenes: Cuando realices tus lecturas escribe en los márgenes las ideas más relevantes del texto en el que trabajes.
  • El subrayado o el remarcado: En tus lecturas es bueno que vayas remarcando los contenidos más importantes del escrito que debas estudiar. Puedes hacerlo por medio del subrayado o con un marcador o resaltador.
  • La representación gráfica de los contenidos o esquematización: Trata de formular por medio de gráficos las diversas ideas de un tema. Debes respetar la jerarquía de los contenidos.
  • Síntesis o resumen: Consiste en extraer de un texto todo aquello que debes aprender. Ten en cuenta lo resaltado y subrayado y reescríbelo para después memorizarlo.
  • Memorizar: Es grabar en la memoria de largo plazo los conceptos e ideas relevantes de la materia para después recordarlos en el momento de la evaluación.