Alergias de primavera

En determinado momento del año, con los cambios que se suceden en la naturaleza también llegan algunas repercusiones que ello tiene en el organismo.

[wp_ad_camp_1]

  • La polinización, ciertos insectos, polvo y partículas suspendidas en el ambiente pueden actuar como alérgenos (elementos que causan alergia).
  • Esta condición puede aparecer en etapas tempranas de la vida (niñez, adolescencia) o ya entrada la edad adulta; está comprobado que los hijos de personas alérgicas tienen altas probabilidades de presentar también esa afección.
  • Los síntomas que denotan alergia generalmente son: picazón y congestión nasal, lagrimeo y a veces dificultad respiratoria; puede tratarse de episodios muy leves casi sin importancia o determinar la toma de medidas constantes que influyen en la vida del paciente.
  • Uno de los puntos de mayor importancia es la identificación del agente que provoca este cuadro, teniendo en cuenta que los factores son variados y provocan distintas reacciones e intensidad en cada persona.
  • El médico especialista (alergista) es quien va a determinar cuál es el elemento que da lugar a los signos.
  • Una vez identificado, permite llevar a cabo acciones tendientes a reducir o evitar el contacto con él, como forma de prevención; en caso de ser necesario el médico prescribirá medicamentos específicos que bloquean las reacciones (antihistamínicos).

[wp_ad_camp_1]

Recomendaciones para la alergia

Para minimizar el contacto con el alergeno se pueden tomar medidas sencillas:

  • Conservar las habitaciones con las ventanas cerradas.
  • Tener en cuenta que el polen aumenta su presencia los días con viento intenso y previamente a una tormenta por ejemplo; en cambio, después de llover y en los días con humedad elevada las partículas son arrastradas, por lo que es más propicio salir.
  • Si es necesario estar en espacios verdes cuando las condiciones no son las mejores, utilizar lentes de sol, y en lo posible no tomar contacto con el césped.
  • En caso de salir de viaje, se aconsejan los lugares cercanos al mar, evitando la montaña o pradera.
  • El cambio de vestimenta de manera frecuente durante la jornada, contribuye a minimizar el contacto de las partículas que se fijan a la ropa, por ello también se recomienda un baño en horas de la noche junto al lavado del cabello para barrer posibles alergenos en la piel.
  • En cuanto al hogar, es imprescindible mantener los ambientes y las superficies libres de polvo, asear las cortinas y hendiduras por donde entra el aire.
  • Conviene usar aspiradora en vez de la escoba, y también es efectivo rociar agua especialmente en el dormitorio y lavar los pisos para que el polen se adhiera y no quede suspendido.

[wp_ad_camp_1]

Deja un comentario

error: Content is protected !!