Combatir la depresión con actividad

Recientes experiencias y estudios han demostrado el efecto beneficioso de actividades alternativas para el tratamiento de la depresión.
Personas aquejadas de depresión severa, con incapacidad para moverse de casa o interactuar socialmente han encontrada un alto grado de mejoría en los síntomas de la depresión.
  • Cuidar el jardín, entre otras actividades posibles, se ha configurado como una experiencia de alto valor t. El mero hecho de cavar, plantar y manipular la tierra se emplea, en el caso de muchos pacientes, como terapia complementaria a otras más tradicionales.
  • El hecho de trabajar al aire libre, sin las presiones sostenidas de una obligación laboral (a veces con alto grado de presión), disfrutando de un entorno agradable proporciona una terapia de distracción que es vital en el proceso de ayuda para tratar con la depresión.
  • Cuando alguien se encuentra sumido en una depresión deja de hacer cosas que hacía habitualmente, se retrae y se produce una situación de aislamiento. La teoría que subyace a este tipo de terapia es aquella que considera que si alguien hace algo agradable, de manera sostenida, obtendrá beneficios a medida que continúe desarrollando esa actividad.
  • La jardinería es una actividad muy agradable y te permite alejarte del foco de tus problemas, tanto psíquicos como físicos. Adicionalmente, supone una actividad que no exige un alto desgaste físico, cosa que podría estar contraindicada en muchos casos de depresión severa.
  • Personas aquejadas de depresión durante más de diez años han conseguido la remisión casi total de los problemas asociados a la misma cuando han empezado a salir de la coraza en la que se encontraban a raíz de iniciar actividades placenteras y agradables.

Deja un comentario

error: Content is protected !!