Como tener un sueño reparador y descansar

como dormir mejor

La mayoría de las personas damos por sentado que ocho horas es la cantidad de sueño necesaria que precisa un adulto para poder asegurarse un descanso pleno.

Pero según las últimas investigaciones médicas, ese número podría verse disminuido y de esta forma aportar grandes beneficios.

  • El tiempo recomendado de descanso pasaría a ser de 7 horas diarias de acuerdo al estudio que publicó la revista Archives of General Psychiatry.
  • Tras un extensivo estudio que analizó la forma en que dormían más de un millón de personas en un lapso de seis años, los especialistas llegaron a la conclusión de que el número de horas de sueño más favorable es de siete. Sucede que la tasa de mortalidad parece ser mayor en las personas que duermen menos de seis horas por día, ocho o más y es menor en aquellas personas que duermen siete horas diarias.
  • Estos resultados nos proporcionan información útil y confiable pero eso no implica que debamos modificar nuestra rutina de sueño diario o modificar nuestro itinerario de forma inmediata.
  • Cada persona debe ajustar las horas que duerme de acuerdo a su edad y a su nivel de actividad. Las personas mayores por lo general suelen dormir pocas horas, mientras que las mujeres embarazadas ven incrementadas sus horas de sueño a fin de favorecer el desarrollo fetal.

Los bebés por su parte duermen muchas horas al día debido a que se encuentran en etapa de crecimiento y esto les demanda mucha energía.

  • Supongamos que nuestra actividad principal es el deporte y nuestra rutina comprende al menos una hora de entrenamiento por día.
  • Lo más conveniente en ese caso sería sumar entre 15 y 30 minutos de descanso nocturno. Muchos deportistas profesionales reconocen ser eximios soñadores alcanzando promedios de hasta 12 horas de sueño intercalado con siestas diarias de entre dos y tres horas, lo que les permite poder asimilar mejor sus arduas rutinas de entrenamiento.
  • Otro factor importante a tener en cuenta es la genética de cada individuo.
  • No existe una tasa fija que indique las horas de sueño de una persona, un bebé puede dormir más o menos horas en comparación a otros bebés de su misma edad.
  • De manera que si algunas personas solían dormir de más cuando eran pequeñas es tan sólo debido a que su organismo así lo requería.
  • Lo mismo sucede si nuestro requerimiento de horas es menor.
  • Sin embargo, como norma general podemos afirmar que dormir en exceso puede ser perjudicial para la salud, disminuye nuestro nivel de energía y puede provocar fatiga y otros malestares.
  • Lo ideal es combinar una actividad física regular con un descanso moderado y mantener esa rutina equilibrada durante la mayor cantidad de tiempo posible a lo largo de nuestras vidas.

Deja un comentario

error: Content is protected !!