El mejor ambiente para estudiar

Escuchar el Artículo
El mejor ambiente para estudiar 1

Existen diversas técnicas de estudio cuyo propósito fundamental es proporcionarte las estrategias necesarias para mejorar tu aprendizaje y aprovechar al máximo el tiempo disponible. Dentro de estas técnicas se encuentran las orientadas a optimizar el ambiente del lugar donde habitualmente te sientas a estudiar. Con el mejor ambiente para estudiar, estarás creando las pautas básicas necesarias para elevar tu rendimiento durante el transcurso de tus sesiones de estudio.

Para lograr un ambiente de trabajo favorable que te permita concentrarte adecuadamente para realizar una productiva sesión de estudios, deberás prestar particular atención a factores tales como el ruido, la temperatura de la habitación, las fuentes de iluminación, el mobiliario que utilizas e incluso la posición que adoptas al sentarte. Sigue las siguientes pautas para crear un ambiente idóneo para el estudio:
  • Acomódate en tu silla favorita con ambos antebrazos apoyados en la mesa y evita levántate solo si es estrictamente necesario para atender otro asunto.
  • Aleja de ti el teléfono celular, al menos no lo coloques encima de la mesa.
  • Regula los niveles de iluminación y temperatura de la habitación para que te sientas confortable, esto te ayudará a relacionar este ambiente con el hábito de estudio. Según los entendidos para estar en un entorno agradable, la temperatura debe estar entre los 17º y 21º C.
  • Es mejor si puedes estudiar solo con la iluminación natural que entra por las ventajas.
  • No permitas que la luz incida directamente sobre tu vista, coloca la mesa de estudios de lado al origen de la iluminación.
  • Entre descansos en tu sesión de estudios aprovecha para ventilar adecuadamente la habitación abriendo puertas y ventanas, esta precaución debe tenerse más en cuenta si se está estudiando en grupos.
  • Trata por todos los medios de alejar de tus alrededores focos de distracción que en un momento determinado mientras estudias puedan hacerte perder la concentración.
  • Aíslate para estudiar en un local donde prime el silencio, los ruidos provocan pérdida de atención a la actividad que se realiza.
  • Si te es posible, no estudies en bibliotecas públicas, que aunque son silenciosas y pacíficas, suelen tener una mayor cantidad de elementos de distracción que una habitación silenciosa. Acude a ellas solo en caso de que seas una persona con el máximo poder de concentración y de que estés seguro que ahí te irá bien.
  • Escoge cuidadosamente el mobiliario para estudiar (hablamos de la mesa y la silla), si la silla es extremadamente cómoda corres el riesgo de dormirte, y contrariamente, si es muy incómoda, no te permitirá concentrarte, pues estarás permanentemente tratando de acomodarte encima de ella y esto no permitirá prestar la atención requerida a los estudios.
  • Antes de sentarte a estudiar, verifica que encima de la mesa tengas todos los materiales que te hacen falta para repasar la materia.
  • Si sobre la mesa existen fotografías y otros artículos no relacionados con la actividad que vas a realizar, retíralos de la mesa.
  • Si la mesa de estudios es muy chica, puedes auxiliarte de un estante colocado a su lado para poner las cosas que has podido acomodar sobre la mesa.
  • Al sentarte adopta una postura adecuada, tronco recto y estirado, con la espalda tocando el respaldo del asiento.
  • Coloca el libro que vayas a leer a unos 30 cm de distancia aproximadamente de tus ojos para no forzar demasiado la vista.
  • Si te es posible, emplea un atril para poner los libros que leas, de esta forma se cansarán menos tus manos y la visión permanecerá más fresca.
Cómo vez, estos consejos para conseguir el mejor ambiente para estudiar no son difíciles de seguir. Respetándolos al pie de la letra asegurarás una sesión de estudios muy productiva.

Deja un comentario

error: Content is protected !!