Mujer y climaterio

Qué es el climaterio

Una parte considerable de la población femenina se preocupa por la sexualidad con el paso de los años. Se preguntan, por ejemplo “¿Cambiarán mis gustos o mis deseos con la edad? Múltiples estudios científicos han demostrado que, efectivamente, con el transcurso de la vida se pueden modificar algunos aspectos de la vida sexual de la mujer.

Esto se debe, precisamente, al climaterio. Este periodo de tránsito hacia la etapa no reproductiva en las féminas se ubica, por lo general, entre los 54 y 65 años de edad, aunque pudiera asomar antes. En este momento se manifiestan diversos cambios en el organismo en general, y en el ámbito sexual, particularmente, que se conocen como síndrome climatérico.

¿Qué sucede entonces en el climaterio?

  • Durante un largo espacio de tiempo disminuyen los estrógenos de manera progresiva.
  • Como resultado, aparece cada vez con más frecuencia, sequedad en la vagina.
  • Otro de los padecimientos frecuentes durante esta etapa es el dolor al realizar el coito, también conocido bajo el nombre de coitalgia, y que se soluciona con un tratamiento adecuado.
  • El descenso en los niveles de estrógenos también provoca pérdida de la elasticidad en la vagina, lo que se asocia a cambios en la flora.
  • En consecuencia, aumentan bacterias como los estafilococos, que pueden ocasionar sensaciones molestas; el prurito es una de ellas.
  • Por otro lado, el envejecimiento del organismo influye en las dimensiones de la vagina: se hace más corta y estrecha.
  • También es muy usual la anorgasmia y la disminución del apetito sexual en las mujeres que transitan por esta fase; al menos en los países de mayor desarrollo el 95 % de las féminas experimenta algunos de los síntomas descritos.
  • En investigaciones realizadas en América Latina sobre mujeres entre los 55 y 59 años se encontró lo siguiente. La primera causa que agobia es la dificultad en la lubricación vaginal, lo que afecta al 77, 7% del grupo seleccionado.
  • En segundo lugar, la inapetencia sexual preocupa a más de la mitad de estas mujeres (66, 6%), mientras que la ausencia de orgasmo como el dolor en la copulación inquietan al 55, 5% de ellas.
  • Sin embargo, no hay que alarmarse demasiado; estos cambios son normales, la mayoría de las veces transitorios.
  • Asumir y disfrutar la sexualidad depende, en gran medida, de conocer lo que sucede con nuestro cuerpo.
  • Los hombres deben comprender lo que experimentan sus compañeras, y ellas podrán superar este momento con paciencia y la ayuda necesaria.

Deja un comentario

error: Content is protected !!