Musicoterapia para la salud

Escuchar el Artículo

La musicoterapia con muchas melodías pueden curarte enfermedades o ayudarte a que las puedas combatir más rápido y de una manera sorprende.

Desde la antigüedad este recurso sanador alternativo se utiliza por los positivos efectos que ejercen en tu equilibrio emocional, sobre todo si te sientes algo nervioso o padeces de insomnio.
También contribuye a fortalecer tu autoestima, al provocar en ti autoconfianza y mucha seguridad. El ritmo es la esencia para el relajamiento y los estímulos que recibes, que son los que anulan el malestar que padeces, la mayoría originado en tu cerebro y no en un órgano determinado como tal vez creas.

El insomnio lo puedes vencer si, al acostarte, pones en tu equipo de música estas valiosas piezas musicales y te concentras a disfrutarlas. Al mismo tiempo, con tu voz, te alientas a afirmar que no estás desvelado:

  • Nocturnos de Chopin: op. 9 n.? 3; op.15 n.? 22; op.32 n.? 1 y op. 62 n.?1
  • Debussy: Preludio para a siesta de un Fauno
  • Pachelbel: Canon en Re

La hipertensión puedes llevártela a tus parámetros normales si escuchas:

  • Las cuatro estaciones de Vivaldi
  • Serenata n.?13 en Sol Mayor de Mozart
Y en esos días en que la depresión te cubre el ánimo y sientes que el desgano te llena la vida, dedícate unos minutos a ti. Busca esta música inmortal en alguna discoteca o grábala de esas tantas emisoras radiales que hoy, bienvenido sea, difunden estas melodías que serán siempre inmortales y beneficiosas para tu salud.
  • Rachmaninov: Concierto para piano n.?5
  • Beethoven: Concierto para violín
  • Dvorak: Sinfonía n.?8
  • Haendel: Música Acuática

La ansiedad puedes reducírtela y llegar al relajamiento necesario con:

  • Rodrigo: Concierto de Aranjuez
  • Mozart: Sinfonía Linz, K425
  • Vivaldi: Las cuatro estaciones

Los dolores de cabeza o la llamada Migraña suelen ser malestares que estropeen tu día o te lleven a la cama.

En detrimento de poder cumplir con tus responsabilidades cotidianas.
Una opción para que puedas llevar tu musicoterapia contigo es ponerte unos audífonos y grabar en tu memoria estas joyas de los clásicos:
  • Liszt: Sueño de Amor
  • Serenata de Schubert
  • Rimsky – Korsakov: Himno al Sol

Sobre el dolor de estómago actúa:

  • Música para la Mesa de Telemann
  • Concierto de Arpa de Haendel
  • Concierto de oboe de Vivaldi
Mucho queda todavía por investigar sobre los notables y saludables efectos que tiene la música sobre nuestro cuerpo, pero estas obras de los clásicos ya están probadas en las reacciones sanadoras que producen para estos malestares.
Si las padeces, escúchalas y llévalas contigo en tu portable y cuando sientas que las necesitas date tu musicoterapia. Lo mismo puedes grabarlas en tu computador o decirles a los amigos y familiares. Te ayudas y auxilias a los demás a estar saludablemente dispuestos para vivir más plenos.

Deja un comentario

error: Content is protected !!