Publicado el Deja un comentario

Pompeya, donde la historia vive

Pompeya, donde la historia vive 1
Pompeya es una de las ciudades más antiguas de Italia, y surgió entre los siglos IX y VIII a.C. Durante muchos años cautivó a investigadores y científicos de distintas ramas, que buscaban entre sus escombros respuestas sobre las más variadas preguntas acerca de la vida de los romanos. En la actualidad es uno de los principales destinos turísticos de Italia y toda Europa.
  • La ciudad de Pompeya fue en sus comienzos un importante centro dedicado al comercio y la industria. El gran poder adquisitivo de sus ciudadanos se ve reflejado en las características de sus construcciones. Muchos romanos de alcurnia elegían esta villa para construir sus casas de veraneo y pasar allí largas temporadas de ocio.
Pompeya, donde la historia vive 2
  • Pompeya debe gran parte de su fama a un hecho fortuito de la naturaleza: en el año 79 d.C., debido a una erupción del volcán Vesubio, quedó sepultada bajo una gruesa capa de lava y ceniza, que hizo que la ciudad completa, incluyendo a sus habitantes, quede convertida en piedra.
Pompeya, donde la historia vive 3
  • Es por este motivo que Pompeya es una de las ciudades mejor conservadas del antiguo Imperio romano. No sólo los distintos edificios y construcciones se mantuvieron a través del tiempo, sino también muchos elementos orgánicos, tales como animales, humanos y plantas. Estos objetos pueden ser vistos en los distintos recorridos que la ciudad ofrece a sus visitantes y en los que también pueden apreciarse huellas de carros y pasos de los antiguos pobladores del lugar.
Pompeya, donde la historia vive 4
  • Visitar Pompeya es como viajar en el tiempo, por sus calles y callejones pueden verse dibujos y representaciones pictóricas, verdaderas obras de arte de la antigüedad que nos cuentan la historia del pasado remoto de esta mítica ciudad.
Pompeya, donde la historia vive 5
  • La vida cotidiana de un pueblo entero quedó petrificada en sus calles y una recorrida por sus senderos nos permite conocerla de primera mano, como si el tiempo retrocediera y nos permitiera estar allí, ser un romano más que transita por las acaloradas calles del pueblo para cumplir con sus deberes diarios.
Pompeya, donde la historia vive 6
  • Esta ciudad presenta innumerables atractivos al viajero ávido de conocer la historia, la sabiduría y el conocimiento de un pueblo.
  • Pero no sólo es interesante para el turista, sino que los antropólogos y arqueólogos siguen interesados en ella.
  • Tanto es así que en sólo 15 hectáreas de las 67 que forman la ciudad se permite el acceso al público.
  • El resto del espacio es utilizado para la investigación científica y las tareas de excavación y reconstrucción.
Pompeya, donde la historia vive 7
La riqueza del lugar es tal que muchos viajeros no se conforman con visitar sus calles en una oportunidad y ni bien cruzan las fronteras para dirigirse de nuevo a casa ya están prometiendo volver, para seguir conociendo sus misterios y descifrando sus enigmas.