Receta de salsa Guacamole

Escuchar el Artículo
La salsa conocida como Guacamole tiene su origen en la cultura azteca. Este mole se hacía machacando aguacates o paltas en un mortero hasta lograr una pasta, luego se agregaba tomates y sal y se seguía triturando la mezcla. Desde que surgió este plato fue muy estimado por el alto aporte vitamínico y de calorías que contiene, siendo una receta de alto valor energético.
  • En tiempos de la conquista Española el plato alcanzó una gran popularidad entre los españoles ya que el aguacate no se conocía en el país ibérico y no se desarrolla bien en esas regiones.
  • El sabor exquisito y textura delicada del Guacamole lo hizo un plato muy especial. Por esta causa el aguacate como alimento comenzó a escasear en sus regiones originarias.
  • El origen del vocablo proviene de la combinación de términos en Nahuatl y el español propio de México.
  • Las palabras ahuacatl que significa aguacate o palta y molli que se traduce como salsa o mole, formaron ahuacamolli y que derivó finalmente en guacamole.
Con los años el guacamole pasó a ser un plato típico de México que paulatinamente fue trascendiendo sus fronteras por lo fácil de preparar esta receta (aguacate, chiles verdes, sal y ajo) y su exquisito sabor.
Según los especialistas en nutrición el guacamole es un alimento rico en grasas naturales, tiene un alto contenido proteico y aporta importantes niveles de minerales al organismo como fósforo y hierro.

Ingredientes del Guacamole

  • El ingrediente fundamental es el aguacate (de cualquier variedad), además contiene tomates, sal y zumo de limón. Este último agregado es para evitar la oxidación de la mezcla y la salsa se oscurezca y pierda sabor y color. Como condimentos para realzar el sabor se puede utilizar cilantro, chile, pimienta molida, ajo y cebolla.
  • En naciones como los Estados Unidos, Australia, Canadá y los países europeos, donde no se cultiva el aguacate y este es un producto caro, normalmente a la receta se le adiciona mayonesa, crema o leche para obtener una mayor cantidad sin que el plato resulte demasiado costoso.
  • Esta salsa de Guacamole se obtiene menos espesa con un sabor menos acentuado y refinado.

Forma de preparación del guacamole

  • En sus inicios la pasta se maceraba en morteros, hoy en día se ponen los trozos de aguacate en un recipiente y se aplastan con un tenedor hasta obtener la pasta de la consistencia deseada y totalmente homogénea.
  • Una vez obtenida la pasta se le agrega el zumo de limón, los tomates y cebollas picaditos, sal y pimienta.
  • La mezcla obtenida de esta combinación de ingredientes se denomina “pure basico” y es de este puré que se obtiene las diversas variantes de salsa guacamole.

Conservación del guacamole

  • La salsa de guacamole no se puede almacenar para su posterior consumo.
  • Esto se debe que en el aguacate está presente una encima que se oxida rapidamente al contacto con el oxígeno presente en el aire.
  • Cuando el guacamole se oxida pierde su sabor característico y se torna color marrón. Así que solo prepara el que vayas a consumir y al momento de hacerlo.
  • Si lo dejas una media hora en refrigeración antes de consumirlo será mucho mejor.

La receta del guacamole

La Salsa Guacamole es un plato muy fácil de hacer y que se puede combinar con muchos otros alimentos. Los mexicanos la consideran afrodisíaca y es un alimento rico en nutrientes, vitaminas y minerales.

Para prepararla necesitas:
Ingredientes para 3 raciones

  • 3 aguacates medianos
  • 1 o 2 chiles bien picaditos
  • La yema de un huevo
  • 1 cucharada de cebolla bien picadita
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Un poco de aceite de oliva
  • Sal y Pimienta a gusto
Preparación
  • Se pelan los aguacates y se aplastan con un tenedor en un bol hasta lograr una pasta homogénea.
  • Agrega la cebolla, el chile, la mitad del zumo de limón, sal y pimienta a gusto.
  • Revuelve todo un rato para mezclar bien.
  • Se tapa el recipiente y se lleva al refrigerador por media hora.
  • Justo antes de servir adiciona la yema del huevo y el resto del zumo, remueve todo nuevamente.
  • Ya la puedes servir en la salsera acompañada de papas fritas o tostadas para mojar en ella.
Buen provecho.

Deja un comentario

error: Content is protected !!