Remedios rápidos para malestares imprevistos

Soluciones caseras para problemas de salud

  • Tú ánimo puede desordenarse en unos segundos si repentinamente te entra un dolor de muelas, hipo, picazón en la cabeza por culpa de la caspa o sientes los pies con un cansancio terrible.
  • Quizás pienses visitar urgente al dentista o esconderte en algún lugar si estás en público.
  • Tranquilo, hay unos remedios muy efectivos para estos malestares imprevistos e incómodos que nos atacan, son estresantes y hasta impiden la eficiencia o el cumplimiento ordinario de la agenda del día.

Dolores en muelas y dientes

  • Si estás en casa todo puede ser más fácil, pero si tienes tendencia o conocimiento de que algún diente o muela no está en buen estado y el dolor es un riesgo que llevas en la solapa, ir preparado es prevenir la molestia y con este simple recurso lo puedes resolver.
  • El dolor de muelas, tan desesperante e incómodo, sobre todo si nos ataca de noche, se te calmará si pones encima de la pieza afectada una unidad de clavo de olor.
Además podrías realizar una preparación de una pasta con estos ingredientes:
  • aceite,1 cucharadita
  • ajo, 1 diente
  • Hojitas de perejil
  • Rallar una cáscara de limón
Te la aplicas sobre la muela o el diente que te duela y ya verás. Esta pasta o el clavo de olor la puedes llevar, en un recipiente pequeño, en tu cartera o portafolio, y si estás en la oficina u otro lugar fuera del hogar, te lo pones y podrás solucionar el problema hasta que vayas al especialista.

Calmar el hipo

  • El hipo es otro de esos insoportables “enemigos” del bienestar general.
  • A veces, suele durar mucho más de lo tolerable por nuestros nervios y se hace angustiante después de una borrachera, cuando el malestar por la resaca del alcohol está en su “punto”.
  • Muy sencillo, mastica una almendra muy, pero muy despacio.
  • Y sino está a tu alcance, entonces a una cucharada de azúcar le echas varias gotas de vinagre y cométela.
  • No tiene que estar “nadando” en vinagre, sino humedecida. En segundos verás el efecto.

La caspa

La caspa no es considerada una enfermedad propiamente dicha, pero suele hacerse crónica en ti o en otras muchas personas. Lo cierto es que resulta desagradable y antiestética y que no siempre desaparece con el champú destinado a eliminarla. Tú puedes curarte si cada vez que le laves la cabeza, tienes a mano, para el último enjuague esto:
  • Dos cucharadas de bicarbonato en el litro de agua o más que utilices, según el largo de tu cabello y la cantidad que tengas. Podrás lucir, en poco tiempo, un pelo sano y brillante.

Pies cansados

Para el cansancio en los pies luego de una jornada de intensas caminatas o largas horas con un calzado que no sea cómodo, la inflamación y el dolor desaparecen si al llegar a casa introduces los pies, durante unos minutos – diez o veinte son mucho más efectivos – en agua fría y luego te los friccionas con medio limón. La sensación de ligereza es inmediata.

Deja un comentario

error: Content is protected !!