Cómo hacer masajes en casa

¿Qué hacemos para estar resplandecientes y a la vez sentirnos saludables, colmadas de energía y vitalidad?

  • Pues nada mejor que la aplicación de un buen masaje facial o corporal para lograr la satisfacción física y mental que tanto anhelamos al finalizar la semana.
  • El masaje, arte que se ejercita sobre el cuerpo humano a través de la presión mecánica de las manos. Es empleada hace más de 4000 años ya sea para proporcionar relajación, aliviar dolores, prevenir arrugas, corregir el aspecto físico. Hay estudiosos del tema que aseguran que hasta brinda una mayor satisfacción sexual.
  • Aprender con nuestra pareja las disímiles técnicas para la aplicación de un masaje facial o corporal ayuda a enriquecer nuestra relación, logrando una relajación física y espiritual.

Masajes Faciales Antiarrugas

  • Los masajes faciales son en su mayoría preferidos por las mujeres y con ellos logramos la tonificación de la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos del rostro.
  • Se inicia el masaje por los párpados, empleando movimientos circulares, seguido por los pómulos hasta las mejillas, y por último en la barbilla. Debe complementarse con la aplicación de un tónico facial preferiblemente elaborado con aceites naturales.
  • Tenemos en nuestras manos o en las de nuestra pareja un excelente instrumento natural para luchar contra el paso del tiempo de un modo eficaz.

Masaje relajante

  • Empleado para atenuar las tensiones acumuladas en el cuerpo y la reducción del tono muscular. Puede ser aplicado por personas con pocos conocimientos del mundo de los masajes.
  • Debemos trabajar sobre los nudos que se creen ya sea en la espalda, los hombros o la columna. Recuerden que si vamos a hacer este tipo de masaje es imprescindible estar relajados para transmitir nuestro estado de ánimo y lograr el resultado adecuado.

Masajes eróticos

  • Empleamos este tipo de masaje con nuestra pareja para aumentar el deseo y el estímulo sexual.
  • Se trata de la estimulación de la piel a través de caricias para activar las terminaciones nerviosas que tenemos en la misma. Ya sea con nuestras manos o con disimiles objetos que van desde la pluma de un ave, una prenda de seda hasta un trocito de hielo.
  • Dediquémonos un tiempo a nosotras mismas, apliquemos algunas de estas técnicas con nuestra pareja,. Además de lograr beneficios a nuestra salud también los lograremos con nuestra relación.

Video

Deja un comentario

error: Content is protected !!