El Vino y la Salud

Aún cuando existe el criterio erróneo de que, quien consume diariamente algún tipo de bebida puede llegar a convertirse en un adicto a las bebidas alcohólicas, está confirmado que la degustación de vinos, con determinada mesura; puede ser favorable para la salud humana.
En tiempos remotos, el vino llegó a ser acompañante insustituible de caminantes que partían a conocer y enfrentar al mundo, llenando su morral con porrones de vinos, alimento irreemplazable para las adversidades que podrían encontrar en sus andares y travesías.

Un rico vino ayuda a tu salud

  • El vino, además de un líquido que adquiere en su proceso natural entre siete y dieciséis grados de alcohol, es de gran demanda y aceptación por el hombre a nivel mundial. Está elaborado en su mayoría de la fermentación de jugos de frutas naturales; es catalogado por muchos conocidos del tema y expertos como un alimento y a su vez como un remedio.
  • Al consumirse un vino con moderación, logramos en nuestro organismo resultados antioxidantes, enfrentamos las células cancerígenas, reducimos la posibilidad de padecimientos cardiovasculares y se ha demostrado que el vino blanco crea en el organismo un resultado hipotensor, lo cual colabora a mantener en un rango adecuado la presión arterial.

Producto con una amplia gama de ofertas ya sea en marcas o en familias contamos con:

  • vinos blancos en sus variedades de secos,
  • semi secos,
  • semidulces,
  • dulces,
  • vinos rosados,
  • vinos tintos ya sean ligeros, robustos o de medio cuerpo
  • y vinos espumosos Brut Nature, Brut, dulces, etc., todos con estilos y aromas propios que hacen que el consumidor de este preciado líquido pueda seleccionar el de su preferencia.
Beber una copa de vino además de un motivo de encuentro entre familiares y amigos traerá consigo beneficios a la salud y al corazón así que ya sabes, selecciona el de tu preferencia y organiza tu noche de tertulias.

Deja un comentario

error: Content is protected !!