Eleva tu autoestima

Solo nos ocupamos de cuidar la salud física y dejamos a un lado la salud mental.

El organismo humano necesita de un equilibrio físico y emocional para alcanzar un estado físico adecuado. Lo primero que tienes que hacer para lograr una salud mental equilibrada es trabajar por elevar tu autoestima.
  • La autoestima no es más que aceptarte tal y como eres, amarte a ti mismo por encima de todo, aprender cuan importante y estimado eres y cuando proyectes esa energía hacia el exterior, el mundo que te rodeada comenzará a apreciar tus valores.
  • Sin darte cuenta has alcanzado niveles bajos de autoestima y adoptas conductas como, “no soy capaz de hacer ese trabajo”, “nunca logro hacer algo bien”, “nadie me aprecia” “no soy una buena compañía” y no haces más que ponerte frenos en tu vida.

Consejos para recobrar tu autoestima

  • Admítete como eres, elimina los pensamientos negativos y convierte tus defectos físicos en virtudes, si no les das importancia los que te rodean tampoco lo harán.
  • Valórate a ti mismo y abre paso a la credibilidad, la confianza y la seguridad en ti mismo.
  • No te compares, hacer comparaciones con relación a otras personas, sus logros, su familia o su nivel de vida sólo harán que te sientas inferior.
  • Trabaja por cumplir tus metas y objetivos, satisfacer tus gustos y necesidades y no te desvalorices con comparaciones que para nada te favorecen.
  • Cuida tu imagen.
  • Si luces una imagen cuidada, renovada, rejuvenecida estarás conforme contigo mismo y por supuesto agradarás a quien se te acerque.
  • Pero no emplees ésta técnica sólo cuando te sientas deprimido e inconforme con tu estilo, tómalo como un hábito y proponte visitas periódicas a salones de belleza, gimnasio y por qué no, hasta algún Spa.
  • Aprecia tus virtudes. Dedica unos minutos de cada día a rememorar todas tus virtudes y verás que descubres muchas cualidades que ni siquiera sabías que poseías.
  • Mejora tus defectos.
  • No te enfoques sólo en tus defectos físicos, esos no son los que interesan, trabajo por mejorar aquellos defectos que te impiden ser alguien superior en tu vida, tus miedos o tus características negativas que pueden varias desde carácter impulsivo, egoísta o quizás hasta la falta de comunicación con tus compañeros.
  • Comunícate con los demás.
  • Aprende a oír los criterios de los que te rodean , la mayoría de las veces son consejos útiles para tu vida y más si provienen de personas bien cercanas a ti.

Deja un comentario

error: Content is protected !!