Gimnasia para fortalecer los músculos de las piernas dentro del agua

Escuchar el Artículo

En el agua sentimos que nos podemos mover más libremente, por eso las piscinas son lugares ideales para practicar ejercicios físicos que fortalecen nuestro cuerpo. Es muy favorable y mucho más sencillo ejercitar los músculos dentro del agua, ya que ésta disminuye la fuerza que se produce sobre cada articulación que interviene en los movimientos.

Puedes aprovechar el momento en que estés disfrutando del baño en la piscina para también fortalecer los músculos de tus piernas:
  • Debes utilizar un bañador que te permita moverte libremente y favorezca la circulación sanguínea.
  • Sumerge sólo los miembros inferiores, lo ideal sería que el agua cubra tu cuerpo hasta la cintura.
  • Colócate en un área de la piscina donde dispongas de amplitud para realizar los movimientos de las piernas sin limitación.
  • Debes comenzar los ejercicios con una caminata de un extremo a otro de la piscina, manteniendo el torso totalmente erguido y cuando des un paso adelante eleva la rodilla hasta el nivel del agua.
  • Apoya tu espalda en una de las paredes y eleva la pierna hacia delante, sin flexionarla, hasta formar un ángulo de 90 grados con tu torso, repite la misma operación con la otra pierna, comienza con movimientos suaves y luego aumenta la velocidad.
  • Luego colócate de frente a la pared de la piscina y realiza la misma operación pero esta vez elevando la pierna hacia cada lado de tu cuerpo hasta lograr formar un ángulo de 90 grados.
  • En la misma posición intenta elevar la pierna con ligeros empujes como si quisieras tocar tu espalda, igualmente debes mantener las piernas y la espalda rectas, sentirás como trabajan los músculos de la región glútea.
  • Cuando realices los ejercicios procura mantener contraído el abdomen, de esta forma también estarás ejercitándolos.
  • Este entrenamiento debes comenzarlo poco a poco, aumentando el número de repeticiones en la medida que los músculos se habitúen al ejercicio. Tampoco lograrás elevar las piernas al ángulo requerido desde el primer día pero si mantienes la constancia muy pronto verás los resultados.
  • Es importante que sincronices la respiración durante los ejercicios, por ejemplo puedes inhalar cuando eleves las piernas y exhalar el aire cuando las lleves a la posición inicial.
  • El ejercicio dentro del agua además de fortalecer los músculos de tus miembros inferiores y abdominales, favorece la circulación sanguínea y es un efectivo método para lograr la relajación.

Deja un comentario

error: Content is protected !!