Trastornos de la Memoria y la Concentración

Es importante conocer las enfermedades que pueden afectar la concentración y la memoria.

Los trastornos ocasionados por el déficit de la atención y/o hiperactividad (TDAH) es una patología que puede afectar tanto en la niñez como en la etapa adulta de la vida. Se estima que entre un 3 y un 10% de niños la padecen y el 50% de ellos mantienen esta condición en la adultez.
  • El déficit de atención, la falta de control de los impulsos y la hiperactividad son síntomas característicos de los TDAH.
  • Los pequeños presentan dificultades a la hora de dar seguimiento a instrucciones y cambian de actividad constantemente.
  • En la adultez tienen problemas con la organización, el manejo del tiempo, trazar metas e incluso en el desempeño laboral.
  • Muchas veces esto conlleva a lacerar la autoestima y las relaciones interpersonales, en otros casos toman el camino de las adicciones.
  • La etiología de este trastorno puede ser en primer lugar el factor genético, el déficit nutricional, algunas lesiones cerebrales. También exposiciones al plomo y adicción al tabaco durante la gestación.
  • El Alzheimer es frecuente en los adultos mayores, aumentando el índice de incidencia en la población mayor de 60 años.
  • Se estima que la cifra actual de 26 600 000 de personas con Alzheimer se duplique para el año 2050.
  • Entre los factores de riesgo se encuentra la predisposición genética, la ancianidad, los desequilibrios hormonales. Incluyendo los déficit hormonales en la menopausia, la exposición a tóxicos ambientales, problemas inmunológicos y desequilibrios químicos.

Muchos científicos trabajan en el estudio de medicamentos capaces de retardar el avance de la enfermedad.

Aunque no se ha encontrado la cura, se dispone de diferentes terapias que mejoran la función cerebral. En pacientes tratados en fases tempranas se han obtenido resultados satisfactorios. Esto permite al paciente seguir disfrutando de su independencia y sus quehaceres cotidianos por un período de tiempo mucho mayor.
Es clave para el éxito de estos tratamientos la realización de ejercicios físicos y mentales, una alimentación adecuada, interactuar socialmente en entornos bien estructurados y sosegados, todo lo cual redunda en la calidad de vida del paciente.
  • La amnesia o pérdida de la memoria, puede ser ocasionada por lesiones cerebrales o exposiciones a tóxicos. En muchas personas puede aparecer luego de sufrir algún trauma emocional. Se describen diferentes tipos de amnesia:
    Retrógrada: La persona es incapaz de recordar los hechos anteriores al trauma, aunque sí puede recordar lo sucedido posteriormente.
  • Anterógrada: No pueden recordar los hechos recientes, sin embargo recuerdan los que sucedieron con anterioridad al trauma.
  • Traumática: Parte de un golpe o contusión que causó algún daño cerebral, caracterizándose por pérdida de la conciencia por breve tiempo.
  • Transitoria: Muy común en adultos mayores que presentan alguna enfermedad vascular, incapacitándolos para la formación de recuerdos nuevos y ligera incapacidad de recordar el pasado
  • Infantil: La persona está incapacitada para recordar hechos ocurridos a partir de la primera infancia.
  • Wernike-Korsakoff: Se caracteriza por la pérdida de la memoria progresivamente, generalmente ligada a trastornos neurológicos y teniendo como base la adicción al alcohol.

No se cuenta con ningún tratamiento medicamentoso efectivo para este trastorno de la memoria.

  • La demencia se considera más un síndrome que una enfermedad que se caracteriza por el progresivo deterioro de las funciones cerebrales, donde se afecta la capacidad del raciocinio, el pensamiento y la memoria.
  • Generalmente los cambios que se producen en el comportamiento, la personalidad y la memoria están causados por otras afecciones que dañan al tejido cerebral, en algunos casos de manera irreversible.
  • El Alzheimer es una de las causas más frecuentes de demencia teniendo en cuenta el daño progresivo que ocasiona en el cerebro.
  • Otro tipo de demencia es la causada por el Infarto Múltiple, en la cual se manifiesta la muerte de parte del tejido del cerebro. La severidad de los síntomas depende del área afectada de tejido celular.
  • La pérdida de la memoria tras un derrame cerebral puede permanecer entre 3 y 6 meses.
  • Sólo el 1% de adultos mayores que sobrepasan los 60 años presentan demencia, éste porciento se eleva a 39 para los que alcanzan los 90 años.
  • El control de la tensión arterial y los niveles de colesterol en sangre son esenciales para la prevención de accidentes vasculares encefálicos (AVE) y otras patologías cardíacas que pueden incrementar el daño al cerebro.

1 comentario en “Trastornos de la Memoria y la Concentración”

Deja un comentario

error: Content is protected !!